Berenjeno, uno de los creadores de contenido más populares en la comunidad gaming española, se hacía eco tres días atrás de la cancelación de la Twitchcon de la única manera que sabe: con humor. En un tuit afirmaba que dada la naturaleza de los streamers, con el tópico de que nunca salen de casa, la celebración del evento presencial más importante de Twitch iba a ser "el lugar más seguro del planeta". Por supuesto, hubo gente a la que le ofendió ese mensaje.

 

Pero es que las redes sociales, y especialmente Twitter, están para eso: para quejarse y para poner buena cara frente al mal tiempo. El humor es un arma contra las adversidades que se ha convertido en la tónica general de numerosos creadores de contenido. AuronPlay, por ejemplo se montaba una película interesante sobre cómo afectaría el COVID-19 a un youtuber contagiado.

 

Wismichu también ha tocado últimamente el tema con la ironía que le caracteriza. De hecho fue de los primeros en reflexionar sobre la enfermedad, con varios tuits la semana pasada donde llegó a confesar el origen de su intolerancia a la lactosa.

 

Ibai Llanos ha dejado atrás su carrera como caster de League of Legends y la próxima final de la Superliga Orange será la primera que no cuente con su presencia como maestro de ceremonias. De hecho puede que sea la primera en cancelarse a causa de una enfermedad contagiosa, por lo que ha decidido "animar" con guasa a su sustituto, el también comentarista Champi.

 

El vasco también se ha dado cuenta de una cosa: ha retuiteado una cadena de contactos entre Ortega Smith, Pablo Motos y Sergio Ramos que, de broma, pretende vincular el contagio del político con una hipotética de WillyRex. La foto elegida donde se ve al futbolista con el youtuber deja claro que se tomó hace años, por lo que Willy puede respirar tranquilo.

 

Paula Gonu, no sabemos si relacionado con el coronavirus, ha mostrado un humor algo cambiante en la red del pajarito. Por un lado ha escrito un tuit diciendo "Perreando por fuera... llorando por dentro", aunque un rato antes bromeaba con el asunto de la pandemia retuiteando un chiste que ha triunfado en esta red social.

 

Sea como sea, estamos seguros de que todos están deseando que la normalidad vuelva a las calles. Estar de buen humor es un gran comienzo para curar como mínimo las penas.