Bad Bunny lleva desaparecido de las redes sociales desde el pasado 19 de mayo. Su último mensaje tanto en Instagram como en Twitter fue "bye, me fui" y ya no hemos vuelto a saber nada más sobre el cantante de 'Safaera'.

Hasta ahora. El de Puerto Rico ha regresado a lo grande para dar que hablar. Se ha convertido en el primer hombre que protagoniza en solitario una portada de la famosísima revista Playboy. Y sus fotografías, en las que aparece vestido como un dios de estética romana y en las que no falta detalle ni referencias al animal que lleva por mote, han fascinado a sus seguidores.

A lo largo de los más de 60 años de historia de esta revista, tan sólo han aparecido en portada diez hombres, entre los que se encuentran Bruno Mars, Seth Rogen o Donald Trump. Además de una portada en homenaje a su fundador Hugh Hefner con motivo de su fallecimiento.

Estos hombres han sido portada completamente vestidos, trajeados y poderosos; siempre rodeados de mujeres que los desean. Hasta que ha llegado el conejo malo para darle la vuelta a la tortilla. Se trata de una portada digital con fotos de una sesión antes del coronavirus.

La aparición de Bad Bunny en esta portada es todo un hito por diferentes motivos:

1. Por la representación de la comunidad latina:

Bad Bunny es muy actvista y está muy implicado en abanderar a su país allá donde va. Además, está muy orgulloso de sus orígenes humildes, por eso es todo un logro para él conseguir haber llegado hasta aquí, tal y como reconoció hace un par de meses al convertirse en la portada de la revista Rolling Stone.

2. Por romper con todos los estereotipos asociados históricamente a Playboy y representar la nueva masculinidad

Bad Bunny no ha necesitado tener un harén de mujeres a su alrededor que lo deseen para demostrar que se ha convertido en uno de los referentes dentro del mundo del reguetón. Un universo machista que es todo lo contrario a la imagen que podemos ver del cantante en la revista.

Benito se ha engalanado con ostentosas joyas, una manicura perfecta con incrustaciones, ropa que rompe con los estereotipos de género y diversos detalles con motivos que representan el popular logo de la revista (una cadena con una chapa del conejito, aplicaciones en las pestañas, purpurina sobre los labios..).

Bad Bunny representa a un hombre que es sexy sin necesidad de mostrar agresividad y utilizando elementos considerados como femeninos.

3. Por posicionarse como aliado de las mujeres y de las personas queer:

En la entrevista de Playboy le preguntan a Bad Bunny por qué es para él el sexo, qué cosas le dan placer. El cantante ha reconocido que para él el placer es hacer lo que le da la gana y que desafiar las normas que están establecidas le genera mucha adrenalina. Además, confiesa que se viste no para verse bien sino para expresar cómo se siente y que por eso va variando cada día.

Benito ha reconocido que para ser aliado de las mujeres hay que respetarlas "tratarlas como personas, como mujeres, respetar sus capacidades, su cuerpo, su pensamiento, su espacio...".

También ha expresado que entiende el sexo como un acto libre y sin barreras: "Creo que el sexo es un mundo gigante, y todos son libres de verlo como quieran y hacerlo con quien quieran, como quieran, con infinitas posibilidades. Al final, somos seres humanos. Todos sienten, todos se enamoran de quien sea que estén destinados”