Flooxer Now » Actualidad

PIJERÍO AMARILLO

Balenciaga ficha a Los Simpson para presentar su última colección

La casa de modas francesa proyectó un episodio de la mítica serie, elaborado especialmente para la ocasión, durante la semana de la moda parisina.

¡Mosquis! ¡Homer vestido por Balenciaga!

Balenciaga ¡Mosquis! ¡Homer vestido por Balenciaga!

Publicidad

En unas redes sociales tan saturadas de contenido, las marcas hacen lo imposible por tener un pequeño momento viral que atraiga a los posibles compradores a su producto (ejem, ¿alguien ha dicho Fortnite?).

 

Desde que comenzase la pandemia, las casas de moda lo han tenido complicado para celebrar los desfiles a la vieja usanza, y muchas han tenido unos resultados pésimos en sus presentaciones digitales (y eso que han gastado millones en ellas). En cambio, en esta última Fashion Week de París hay una marca que lo ha petado en redes, y esa es Balenciaga, que se ha teñido de amarillo inesperadamente.

 

En nuestro país sabemos muy bien que es imposible entender la hora de la comida sin un episodio de Los Simpson antes de las noticias, y Demna Gvasalia, el director creativo de Balenciaga, controla mucho de esto. Los dibujantes de la serie se han puesto a su servicio para dar vida a un episodio muy especial.

 

Marge es la elegida que tiene el honor de cerrar este último desfile de Balenciaga, mientras la preceden algunos de nuestros vecinos favoritos de Springfield. Una versión ‘simpsonificada’ del diseñador acude personalmente a la ciudad para encontrar a los modelos que sean capaces de transmitir la esencia de la colección, y los lleva a todos a París para que recorran la pasarela ante los atentos ojos de Anna Wintour.

 

El corto acumula en YouTube ya más visualizaciones que ningún otro de la semana de la moda parisina, y no es de extrañar. Fans de la moda y de la serie han quedado igual de encantados con esta original presentación, que ha sido cuidada al detalle para condensar el clásico humor de los Simpsons en diez minutos exactos. Aunque no nos queremos ni imaginar el montante que habrá tenido que soltar la casa de modas francesa para poner a la familia amarilla a trabajar para ella...

 

Publicidad