Flooxer Now » Actualidad

Caído en desgracia

Choi Jong Hoon, estrella K-pop, condenado por violación y soborno

La sentencia considera probada su participación en estos turbios asuntos, por los que tuvo que abandonar la música cuando todo saltó a la luz.

Choi Jong-hoon, declarando ante los medios

Getty Choi Jong-hoon, declarando ante los medios

Publicidad

Hasta marzo de 2019, todo parecía ir fenomenal en la vida de Choi Jong Hoon. Era el guitarrista, teclista y líder de la banda FT Island desde hacía 12 años, y disfrutaba de buena reputación y un éxito comercial enorme.

Sin embargo, la investigación policial conocida como Burning Sun le involucró en delitos muy serios: soborno, compartir fotos de chicas desnudas sin su consentimiento y hasta abuso sexual. El pasado noviembre salió la primera condena para los acusados, y ayer se añadieron cargos y penas para Choi.

Todo sucedió en 2016, cuando el cantante pasaba largas noches de juerga junto a otro artista de éxito similar al suyo: Jung Joon Young. La sentencia confirma que ambos filmaron y compartieron vídeos de chicas que estaban borrachas y no podían ofrecer resistencia, además de violarlas.

La pena para Choi parece minúscula, ya que ha sido condenado a un año de cárcel pero no llegará a pisar ninguna instalación penitenciaria. A cambio, estará bajo libertad vigilada y tendrá que asistir a un curso de rehabilitación sexual por un total de 80 horas.

Por si fuera poco, ha quedado también demostrado que el idol intentó evitar una multa cuando conducía borracho ofreciendo a un agente de la ley cerca de 1500 euros a cambio de que hiciera la vista gorda. Evidentemente, y por suerte, el ofrecimiento no tuvo éxito y también tendrá que pagar por esa ofensa.

Choi ha negado todas las acusaciones desde un primer momento, a diferencia de sus compañeros de juicio que sí reconocieron las faltas que se les imputan. No ha sido suficiente para el juez, que ha considerado probada la participación del cantante. “No podemos ni imaginar el malestar que estos actos han causado entre las víctimas”, dicen las consideraciones finales de la sentencia.

Publicidad