Cada acontecimiento en la vida de Dalas Review tiene muchas opciones de acabar convertido en un vídeo. Sus casi nueve millones de seguidores en YouTube viven a la espera de que la personalidad internetera cuente sus más y sus menos con la rutina en general, y algo como pasar por quirófano es un tema demasiado jugoso como para dejarlo pasar.

Resulta que a Dalas no le gusta su nariz, y según compartió por redes llevaba tiempo buscando un cirujano que le dejase la cara a la altura de sus expectativas. Sabiamente, acabó decidiéndose por un especialista de narices, y esta misma semana fue la fecha elegida para pasar por tan incómodo trámite.

Tras unos días ausente de la vida pública, el youtuber volvió a subir un vídeo titulado con el sutil estilo que le caracteriza: “ya me operé… (y estoy HORRIBLE)”. En el mismo detalla el mal trago que supuso ya solo someterse a la anestesia, momento que es capaz de describir con cierto humor poniéndole música de anuncio de colonias. Tampoco es el único mal trago que ha pasado en las últimas semanas.

 

“Llegué a soñar algo… creo que era un agente secreto”, dice en respuesta a una pregunta de un fan sobre cómo pasó aquellos momentos. Dirigiéndose precisamente a sus seguidores, les explica que si quieren pasar por una operación estética no escatimen en gastos, con un mensaje de “si es barato, no te fíes”. Y tiene razón: hay muchos doctores como el Nick Riviera de Los Simpson.

Aun confirmando que se hizo la operación porque no le gustaba su aspecto con la nariz que le venía de serie, reconoce que quizá la eche de menos una vez que le quiten la férula. “La noto rara cuando me meto el dedo”, dice en cierto momento del vídeo, también en respuesta a la insaciable curiosidad de sus fans.

Todavía no se sabe cómo será el resultado de su rinoplastia, porque las secuelas de la operación, como la cara hinchada y la férula, se mantendrán al menos un día más. Dalas ha prometido compartir el resultado de su cara en los próximos días. A ver qué cara se nos queda a nosotros cuando la veamos.