Flooxer Now » Actualidad

INCAUTAN ARMAS

El FBI realiza una redada en la casa del youtuber Jake Paul

Agentes del FBI han entrado en la casa del polémico youtuber y han incautado varias armas.

Jake Paul (a la derecha) junto a su hermano Logan en su último vídeo de YouTube

Jake Paul | YouTube Jake Paul (a la derecha) junto a su hermano Logan en su último vídeo de YouTube

Publicidad

Parece ser que Jake Paul se ha metido en otro lío. Agentes del FBI han realizado una redada en su mansión situada en la ciudad de Calabasas, en California, la protagonista de muchos de sus vídeos y de una polémica y multitudinaria fiesta durante la pandemia.

Según ha informado la cuenta oficial de Twitter del Ayuntamiento de Calabasas, los federales utilizaron el aparcamiento del ayuntamiento para preparar la operación: "La redada en la casa de Jake Paul en Calabasas fue una operación del FBI, no iniciada por la ciudad. El departamento del Sheriff nos notificó sobre la redada, y el FBI usó el estacionamiento del ayuntamiento como área de preparación".

 

El FBI tenía una orden de registro en relación con una investigación en curso, según ha recogido el periódico The Guardian de las declaraciones de Laura Eimiller, portavoz del FBI.

Las imágenes muestran a varios agentes y equipos de SWAT llegando a la casa de Jake Paul e incautando varias armas de fuego. En ese momento el youtuber, con más de 20 millones de suscriptores, no se encontraba dentro de la mansión ni se han producido arrestos por el momento.

La operación coincide con el retiro de los cargos a Paul por su participación en los disturbios realizados en un centro comercial durante las protestas por la muerte de George Floyd. USAToday ha reproducido parte del comunicado del departamento de policía de Scottsdale (Arizona), donde se produjeron los disturbios, en el que se comunica que retiran los cargos "para que una investigación criminal federal pueda ser completada".

 

Mientras su hermano Logan llamaba a la acción con un motivador discurso contra el racismo, Jake acudía a las protestas para vivir y mostrar de primera mano los disturbios. Jake fue acusado de allanamiento de morada y reunión ilegal por la policía en Scottsdale al aparecer en varios vídeos dentro del centro comercial donde una multitud saqueaba tiendas. El youtuber se defendió en su canal diciendo que había ido a mostrar qué estaba pasando y no para participar.

Publicidad