Aunque el coronavirus comienza a ser un grave problema en un gran número de países, en China, foco inicial del brote, se están recuperando. No sólo el número de nuevos contagiados ha bajado notablemente sino que, poco a poco, los recuperados son cada vez más.

Un grupo de trabajadores sanitarios establecidos en hospitales improvisados de Wuhan lo celebra, ya que, gracias al aumento del número de recuperados, se han conseguido suspender 16 de los hospitales provisionales levantados en tiempo récord para curar la enfermedad.

En este enternecedor vídeo puedes ver cómo una veintena de trabajadores médicos con uniformes azules y situados a lo largo de unas escaleras frente al estadio Hongshan, hospital improvisado del distrito de Wuchang, se van quitando las mascarillas faciales revelando sus rostros sonrientes uno a uno.

Un momento de felicidad para todos los que, con esfuerzo y dedicación, han conseguido frenar el brote.

Sin duda alguna, estos trabajadores se merecen estar de lo más contentos y mostrarlo así frente a las cámaras. Esperemos que se repitan estas imágenes de alegría en el resto de países afectados dentro de poco.ç

© Newsflare / ChinaRecorder

SEGURO QUE TE INTERESA:

TEST: ¿Eres un buen vecino?