Flooxer Now » Actualidad

De calvos va la cosa

Ibai, baneado en Twitch por culpa de un trasero

El culpable del baneo del streamer vasco ha sido uno de los participantes en las batallas de gallos del pasado sábado.

Ibai, en su primer hot tub

@ibaillanos / Twitter Ibai, en su primer hot tub

Publicidad

Twitch es la profesora más estricta del instituto. Si no se cumplen las reglas prescritas, ella se encarga de poner orden y mandar al rincón de pensar a quien haga falta. No le tiembla la mano, ni siquiera con streamers de la talla de Ibai Llanos. Al vasco es la tercera vez que le llega la mala noticia.

En esta ocasión, la reprimenda llega tras el evento del pasado día 12 en la Ibai House. La mansión más famosa de Barcelona albergó una competición de freestyle en la que, al parecer, la improvisación fue excesiva.

Uno de los participantes de la velada decidió que sería buena idea enseñar su trasero a Ibai para enfatizar los versos. Por mucho que el vasco gritara, la realización no pudo reaccionar a tiempo. En Twitch se coló un tradicional ‘calvo’ que le ha pasado factura al youtuber.

 

Ya en el directo, el chat del stream presagiaba lo que acabó por confirmarse ayer: Twitch ha tomado medidas e Ibai va estar un tiempo exiliado de su plataforma de cabecera. Que no cunda el pánico, en principio serán solo 24 horas. Lo peor es que no podremos ver su stream junto al cantante L-Gante, que estará visitando su morada hoy mismo.

La última vez que la plataforma de Amazon mandó al banquillo a Ibai, tampoco pudo evitarlo –y recordemos su histórico enfado con YouTube por lo mismo–. En pleno stream, y jugando con algunos usuarios y seguidores, uno de los participantes se puso de foto de perfil un pene. La imagen, claro está, fue pública y ya sabemos cómo de pudorosa es Twitch con según qué partes del cuerpo.

 

Ibai anunció su tercer baneo a través de Twitter y dejó entrever que estaba algo molesto con la plataforma: “Las tres veces que me han baneado han sido por tres cosas totalmente externas a mi”.

 

TheGrefg salió en apoyo de su compañero y se quejó de la injusta decisión de Twitch. Al murciano le molesta que la plataforma penalice a sus canales por actos como el del sábado “cuando hay una categoría de Twitch literalmente dedicada ahora mismo a culos y piscinas”, comentó en sus historias de Instagram.

 

La polémica está servida, y el baneo, también. No sabemos si a Twitch le saldrá caro decantarse por estas regias decisiones, pero lo cierto es que cada vez son más los creadores que se muestran críticos con su normativa.

Publicidad