Pocas veces hemos visto enfadado de verdad a Ibai. La personalidad de Twitter vive gran parte de su existencia virtual compartiendo reflexiones cachondas y simulando cabreos sobre temas de actualidad, pero en el caso del accidente de Kobe Bryant su emoción era completamente honesta.

 

El vasco es un grandísimo admirador del baloncesto y en ocasiones se ha referido públicamente al 24 de los Lakers como un ídolo irrepetible. De hecho se encontraba en un partido de exhibición en París la semana pasada cuando anunció que se iba a cambiar de curro. Por eso le ha dolido especialmente los graves comentarios burlándose de la muerte del deportista, y acabó estallando en sus historias de Instagram.

 

Un millón y medio de reproducciones, 37.000 likes y 13.000 comentarios avalan mayoritariamente la opinión de Llanos, un altavoz en redes de lo que muchos piensan. Sin embargo, el propio influencer admitió que se excedió tildando de "gilipollas" a aquellos que lanzaron su humor negro por las redes.

En realidad, alguien que hace bromas de tan mal gusto se retrata perfectamente, y no es necesario que alguien del nivel de popularidad que tiene Ibai se rebaje a menospreciar personalmente a los trolls. Por ello, pidió disculpas en varias ocasiones, consciente de que su manera de actuar sirve de modelo para 1,2 millones de seguidores.

 

Tras un sencillo tuit pidiendo perdón, luego aumentó sus explicaciones en respuesta al mensaje que incluía su cabreo de Instagram, justificando su salida de tono pero admitiendo que no es la mejor actitud para afrontar esos temas.

 

Personalidades de los esports, cuentas de humor y miles de usuarios anónimos le dieron la razón, admitiendo que el tema no es para tomárselo a risa. Esta mañana, sin ir más lejos, Bad Bunny se arrancaba con una canción homenaje al jugador que se ha ganado también el aplauso unánime de la red social.