Flooxer Now » Actualidad

ENTREVISTA SIN FILTROS

Ibai se sincera a Jordi Wild sobre la fama y el dinero: "Yo no soy de comprarme Lamborghinis"

El influencer vasco concede su entrevista más relevante hasta la fecha. Dos horas y media en 'The Wild Project' en las que no se deja ningún tema sin tocar: envidias, aspiraciones, planes de futuro, reflexiones de cómo le ha llegado el éxito...

Ibai y Jordi, en un momento de la entrevista

The Wild Project / YouTube Ibai y Jordi, en un momento de la entrevista

Publicidad

Cuando oyes a Ibai Llanos decir "creo que soy un poco tonto" y que no cree destacar especialmente en nada, y encima estás seguro de que lo está diciendo en serio, sabes al momento por qué está considerado un tío de lo más normal del mundo. El creador de contenido oficial de G2 Esports asegura una vez más que "no podía haber soñado un año mejor", en lo que se puede considerar su entrevista más completa desde que es una celebridad incontestable de las redes.

Ha sido de la mano de Jordi Wild, que ha sacado ni más ni menos que dos horas y media de conversación entre colegas al tío más solicitado de Twitch en estos momentos. Mucho mérito y mucha info en tan buen rato, incluso algunos toques de salseo.

 

Ibai no tiene problemas en hablar de ningún tema, y pese a que dura más que la mayoría de películas en el cine, hay que reconocer que la conversación fluye muy bien. Después de todo son confesiones de ambos, de cómo gestionan la fama o incluso hablando de temas de pasta, algo que suelen guardarse para sí...

 

"Si tienes dinero para comprarte un Lamborghini allá tú. Yo no tengo ni carnet de conducir", asegura, quizá en una fina referencia a youtubers que chulean un poquito con sus coches. Jordi está de acuerdo que el dinero pasa a ser algo secundario cuando se gana mucho, y ambos están de acuerdo en que no es su estilo eso de fardar.

 

También toca el delicado tema del equilibrio psicológico, y cómo la ayuda profesional le ha hecho avanzar como persona. De hecho recomienda a cualquier persona que sufra depresión que no se corte y busque apoyo, como ya había hecho en otras ocasiones.

 

Ibai tiene hasta consejos y reflexiones sobre cómo enfrentarse a los haters, recordando a sus detractores que no ha salido de la nada y que llevaba cinco años y medio labrándose un nombre en los esports. "Eso para quien piense que he caído en esta silla porque sí", dice con orgullo y quizá con una puyita a los que le atacan públicamente.

 

Quizá lo más interesante sean sus planes de futuro: se muda a una casa más grande ("Tiene hasta gimnasio"), la inclusión de tres nuevos creadores de contenido en la G2 House, y la promesa de que el año que viene "será muy bestia". Si es la mitad de intenso que 2020, ya puede ir poniéndose en forma.

Publicidad