Flooxer Now » Actualidad

40TENA

Ibailand en cuarentena: la mansión de Ibai en alerta por COVID

La megachoza más famosa de nuestro país está cerrada a cal y canto. Entre tanta superestrella se ha colado el virus y parece que está cómodo entre streamers.

Ibai Llanos en uno de sus streams

ibai / Twitch Ibai Llanos en uno de sus streams

Publicidad

Ibai suele dejar la puerta de su humilde morada bien abierta para que pasen sus populares amistades. Cantantes, streamers, futbolistas, ¿quién da más? Pues entre personaje y personaje se ha infiltrado el COVID-19 camuflado de celebrity y no hay manera de que abandone Ibailand.

Nos lo tomamos con algo de humor porque sabemos que Werlyb, el último en dar positivo, está fuera de peligro: “Llevo días bastante jodido con síntomas pero estoy bien”. Respiramos aliviados. Hoy mismo ha compartido su apetecible desayuno en Instagram dando muestras de que la recuperación va viento en popa.

 

El que no puede decir lo mismo es Ander, otro de los componentes de la Ibai House. Aunque por suerte se ha librado del virus, está confinado y pasó su 26 cumpleaños sin poder ver a nadie. En cuarentena, con las agujetas del torneo de pádel y sin soplar las velas como se debe. En cuanto esté fuera de peligro seguro que le preparan algo a la altura, nunca es tarde para celebrar.

 

Está visto que últimamente la squad no gana para sustos. Reven aterrizó ayer en Barcelona tras 15 largos días encerrado en México por un positivo que lo pilló en el país de su pareja –y en plenas vacaciones–.

 

No sabemos cómo afectará este panorama a las entrevistas de Ibai. Últimamente su setup y su canal de Twitch estaban más concurridos que una cala de Ibiza en pleno agosto. Lo que sí sabemos es que Coscu y el vasco están fuera de peligro, apartados de Werlyb y Ander por si las moscas.

 

Mascarillas y mucha precaución para este armónico grupo, lo único que le faltaba a Ibai era cancelar sus vacaciones a última hora. Su plan sigue siendo el de visitar Argentina el próximo mes y revertir los papeles con Martín. Más que merecido, que el de Bilbao confesó que estaba algo saturado de tanta charla y tanto stream con invitados.

Publicidad