Acaba de empezar noviembre y ya tenemos nuestro primer susto del K-pop: la prensa coreana asegura que la policía metropolitana de Seúl está investigando a un miembro de BTS después de que se viera involucrado en un accidente de tráfico.

El periódico Segye Ilbo informa que fue Jungkook el que provocó un choque entre su Mercedes de alta gama y un taxi, cuyo conductor sufrió contusiones leves. Según esa misma información, la propia discográfica de BTS ha admitido que el cantante fue el que causó el accidente tras saltarse algunas normas de tráfico.

"Queríamos disculparnos con la víctima y con los fans por haberles preocupado", dice Big Hit Entertainment en un comunicado que han mandado a los medios por correo electrónico. La policía de la capital de Corea del Sur tomó declaración a ambos conductores y comenzó tras el incidente una investigación.

Según el artículo original, las autoridades describieron el accidente como un caso menor, porque no hubo apenas daños a la propiedad y ninguno de los involucrados sufrió heridas graves. Un oficial (que pide anonimato al periódico) añade que nadie dio positivo en el test de alcoholemia.

A continuación puedes encontrar el comunicado completo de la discográfica, que ha enviado a los medios esta mañana:

"Este es un comunicado sobre el accidente de Juhgkook.

La policía no ha cerrado el caso todavía, así que no podemos revelar todos los detalles. Jungkook estaba conduciendo su coche la semana pasada y tuvo una pequeña colisión con otro vehículo debido a un error del cantante. Ni Jungkook ni la víctima sufrieron heridas de consideración.

Jungkook admitió haberse saltado algunas normas de tráfico nada más producirse el accidente. Todo se resolvió en el mismo lugar de los hechos y la policía interrogó a los involucrados, que llegaron a un acuerdo amistoso.

Queríamos disculparnos con la víctima y con los fans por haberles preocupado.

Gracias."