Desde que se confesara a través de Instagram, Justin Bieber está siendo una ametralladora de compartir momentos íntimos a través de esta red social. Un buen día nos sorprendió subiendo fotos de su mansión para ponerla en venta a través de la red social. Te la mostramos al detalle, y luego te contamos más datos de la humilde morada que dentro de poco podría dejar de ser de su propiedad (si es que el cantante habla en serio).

Esta sería una de las estancias, a la que Bieber se refiere como ‘Home Vibes’. En ese rincón otra cosa no, pero vibraciones caben muchísimas, porque tiene un tamaño alucinante. ¡El salón es el doble de grande que el de cualquiera de nuestras casas!

Al cantante parecen gustarle las figuritas de KAWS, una marca de juguetes de lujo, y tiene en los bajos de algunos muebles una colección de personajes de la marca. Incluso alguno de ellos está en una vitrina, seguramente porque se trate de una edición especial que no menciona si vendrá incluido en la venta de la casa. Los precios de estas figuras oscilan, agárrate, entre los 300 y los 4000 euros... ¡Wow! ¿Y esa fuente de agua fresca para qué mascota será?

Aquí el comedor, a todo confort. ¿Quién no pagaría por estar ahí con una mantita en el sofá pero teniendo al lado a Justin?

Ajeno a la polémica que se generó alrededor de sus mascotas, Justin se retrata al lado de sus dos ocelotes, una especie protegida que fueron un regalo del productor musical Mally Mall. Animales aparte, la decoración de la casa es lo más, cuadros maravillosos, una tele para no perderse nada, ¡y hasta figuras de Louis Vuitton encima de la mesa!

Las escaleras para cambiar de estancia también son una auténtica pasada, ¡con ese papel pintado parece que estás en la selva!

Y aunque a estas alturas tendrás claro que en esa casa sería imposible aburrirse, con los artilugios que tiene Justin en ella, ¡mucho menos! Una máquina de juegos recreativos de las de toda la vida, para practicar la puntería en la canasta. Fijo que esto suma valor a la casita.

La mansión está en Beberly Hills y tiene 540 metros cuadrados. Justin la compró el año pasado, pero quizá si quiere ampliar la familia junto a Hailey comience a quedársele ‘pequeña’ o desfasada.

¿El precio que pagó Justin por ella? Calderilla: 8,5 millones de dólares. Y teniendo en cuenta que el mercado ha subido y que la casa está llena de muebles de diseño que seguramente se quedarían en ella al venderla, varias empresas inmobiliarias de la zona aseguran que podría haberse revalorizado al menos un millón más.

¿Cuántas pagas tendrías que juntar con todos tus colegas para hacerte con ella? De momento igual es mejor conformarse con verla en foto, ¡y con Justin dentro!