Lola Índigo está pasando la cuarentena retirada en el campo y de lo más tranquila. Sin embargo, la cantante ha expresado los pensamientos que más la perturban durante este confinamiento en un directo de Instagram con su amiga Alba Reche.

Ambas han comentado que tienen muchas ganas de regresar a la capital para poder continuar con todos los proyectos que tienen pendientes, y han reflexionado sobre cómo sería su vuelta a los escenarios con las restricciones impuestas para prevenir la propagación del virus una vez que termine el confinamiento.

Tanto Alba como Mimi han confesado que el cuerpo les está pidiendo comer cosas distintas y que, al tratarse de una situación "especial" están cediendo a los caprichos y pequeños antojos. Alba reconoce que ha merendado chocolate y un zumo de melocotón, que hacía mucho que no probaba. Por su parte, Mimi cuenta que lleva dos días seguidos comiendo patatas fritas con alioli y que es raro que se salte la dieta pero que no le preocupa porque está entrenando mucho.

En mitad de esta entretenida conversación sobre gustos culinarios, Lola Índigo ha contado una anécdota que le ocurrió cenando con la cantante de 'Quimera': Alba la obligó a tomar una cucharada entera de miel porque se empeñó en que tenía que probarla.

Ha sido justo en ese preciso momento cuando Mimi se ha llevado un gran susto y es que a la artista se le ha escurrido el teléfono móvil de las manos y ha impactado contra lo que parece una mesa. Al recuperar el dispositivo ha aparecido en la pantalla una pista de audio. Pero no se trataba de un audio cualquiera sino de una maqueta, lo que ha provocado que Lola Índigo haya comenzado a gritar como una loca.

 

Ante esta situación, Alba ha decidido gritar y hablar alto para impedir que se escuchara el sonido de la canción. Sin embargo, no ha llegado a colarse ni una nota. Los seguidores que estaban presentes en el directo no podían dar crédito a la situación tan surrealista que estaban viviendo y, ante el agobio de las cantantes que se negaban a cortar la emisión, las han ayudado dándoles soluciones.

Al final, Mimi ha solucionado el problema toqueteando los botones de la pantalla. Después de este mal trago donde a las dos les han entrado los calores, han seguido hablando de sus proyectos musicales y de lo mucho que desean colaborar juntas.

Además, Lola Índigo ha reconocido que la cuarentena no le ha dado inspiración, así que ha decidido aprovechar para terminar cosas que ya tenía empezadas como un tema que, según le ha comentado a Alba en clave, se trata de una colaboración "lenta": "Esa canción lenta que iba a hacer con ya sabes tú quién".

Tendremos que esperar a que todo vuelva a la normalidad para saber de que se trata.