Instagram, Twitter o Facebook son gigantes internacionales que llevan a lo más alto a usuarios que por sus consejos, opiniones o estilo de vida llaman la atención de los demás. En China la red social más popular se llama Weibo, y los influencers que habitan ese hueco de internet cuentan con millones de seguidores.

Una de las que está ganando mucha fama en los últimos días es Lisa Li, pero nos tememos que por motivos que a ella no le hacen gracia. Li acumulaba más de un millón de followers que han salido espantados al enterarse de que su vida no era tan estupenda como salía en los vídeos.

Conocida en redes por llevar una existencia lujosa y sin apuros económicos, su casera ha denunciado el mal estado del apartamento que le tenía alquilado. Si tienes un estómago delicado, no mires las imágenes de este vídeo que demuestra cómo vivía Lisa...

 

Suciedad acumulada, comida caducada, cacas de perro... parece mentira que en un espacio tan pequeño quepa tanta basura, y que alguien viviendo allí no se desmayara solo con pasar unos minutos dentro.

Según relata la propietaria en el clip, contrató a un equipo profesional de limpieza para que diera un repaso al piso, pero se negaron una vez vieron el estado del inmueble. Con esa situación, decidió llamar a la policía y denunciar las deudas de su inquilina y el daño causado a la casa. Poca risa.

Sorprendentemente, Lisa Li apareció en redes después de todo el revuelo acompañando a su casera y le pidió disculpas: "Asumo toda la responsabilidad". En explicaciones al periódico The Paper, dijo haber pasado un tiempo en el hospital y en un viaje de trabajo, y que por eso se había ausentado en los primeros momentos en los que la noticia se volvió viral.

La solución que propuso a la propietaria fue la más justa para todos: "Voy a limpiar toda la noche". El arrepentimiento ha llegado demasiado tarde para la mayoría de sus seguidores, que han huído veloces al ver lo que se esconde tras el glamour que vendía Lisa.