Flooxer Now » Actualidad

SALUD MENTAL

María Pombo habla de su ansiedad: "Mi mente no sobrevive a una polémica más"

La influencer ha charlado con Luc Loren sobre cómo ha afrontado la noticia de su enfermedad y su embarazo, y cómo vive la ansiedad que le provoca la presión social.

Publicidad

María Pombo no ha pasado el confinamiento como el resto de los mortales. No nos referimos a que haya escogido un destino paradisiaco para escapar de la COVID-19 rodeada de los lujos y caprichos a los que puede tener acceso una influencer, sino todo lo contario.

La joven de 25 años ha vivido al mismo tiempo los mejores y los peores meses de su vida. Así se lo ha comunicado a Luc Loren en una nueva 'Charla de queridas' en su canal de YouTube. María Pombo ha sido diagnosticada de esclerosis múltiple al mismo tiempo que supo que estaba embarazada, lo que le ha generado ansiedad: "Siento que no se puede decir en alto que estás mal porque me juzgan e incluso me juzgo a mí misma. Me da miedo decir en alto que estoy mal o que tengo ansiedad o que me gustaría mejorar ciertas partes de mi vida. Parece que no tenemos derecho a quejarnos".

María ha confesado que lleva un año yendo a terapia con una psiquiatra (aunque no le ha recetado medicación, de momento) y que se decidió a ir después de verse envuelta en una polémica porque no podía soportarlo más: "Me parece importante sentarme con alguien externo, que no sea de mi familia, y contarle todo lo que estoy viviendo. Que me ayude a gestionar las emociones tanto buenas como las malas".

No lo ha hecho público hasta ahora no porque considere que sea algo malo que deba esconder sino por el temor a que la gente piense que no valora lo que tiene: "Por muy afortunada que te sientas, el dinero o la casa que tengas, la vida perfecta, no quiere decir que seas feliz o que emocionalmente estés bien".

 

Haters

Hay días en los que a María Pombo no le apetece saber de nadie y solo quiere encerrarse en su habitación, pero aun así se pone delante de la cámara y sonríe a sus más de millón y medio de seguidores en Instagram: "Si notan que estás mal, pueden ir a por ti", comenta la influencer en la charla con 'la lucre', como llaman cariñosamente al presentador.

"Cuando me meto en polémicas no lo hago a posta. He tenido que aguantar cosas muy duras", dice María mientras enumera diferentes insultos y amenazas que han afectado a su salud mental. "El primer comentario con el que lloré fue 'tu madre se merece la enfermedad que tiene'", cuenta y continúa diciendo que Pablo Castellano, su marido, le dijo que no podía seguir temblando por todos los comentarios que recibe: "Mi mente no sobrevive una polémica más".

El embarazo, su aliciente para enfrentar la enfermedad

Como decíamos, durante el confinamiento, María ha sido diagnosticada con esclerosis múltiple, enfermedad que su madre también padece, lo que según cuenta le ha ayudado a gestionarlo de una manera más positiva: "Cuando empiezo a tener esos síntomas casi deseo que sea esclerosis múltiple y no otra cosa. Cuando me la diagnosticaron respiré porque pensé que podría ser un tumor o un cáncer".

Aun así reconoce que lloró u que no deja de preocuparle esta enfermedad porque "es para toda la vida" pero piensa "que hay cosas peores". No todo fueron malas noticias. Dentro de unos meses, María y Pablo se convertirán en padres de Martín. No es la primera vez que la influencer reconoce que ser madre ha sido uno de sus mayores deseos y confiesa que el embarazo ha sido su aliciente: "Ha sido la razón para seguir adelante y no hundirme".

Publicidad