Flooxer Now » Actualidad

LA ROPA NO TIENE GÉNERO

Mark Bryan, el padre de familia heterosexual que rompe los estereotipos

Este hombre viste todos los días faldas y tacones para demostrar que la ropa no tiene género, y además triunfa reivindicando sus gustos personales.

Mark Bryan viste falda y tacones todos los días

@markbryan911 Mark Bryan viste falda y tacones todos los días

Publicidad

La ropa no tiene género. Este es el mensaje que defiende Mark Bryan un ingeniero estadounidense que vive en Alemania y que lleva cuatro años vistiéndose con prendas asociadas con las mujeres.

Ahora ha querido ir un paso más allá y llevar su reivindicación a las redes sociales. En concreto a Instagram donde comenzó a publicar fotos diarias de sus outfits el pasado mes de febrero y continuó haciéndolo durante la cuarentena mientras realizaba teletrabajo en casa.

Mark se define en su biografía de Instagram como: “solo un hombre heterosexual y casado que ama los Porsches, las mujeres guapas y que incorpora los tacones altos y las faldas en su vestuario diario”.

¿Por qué es importante su orientación sexual? Porque normalmente se suele aceptar más que un hombre homosexual vista con prendas catalogadas para mujeres por considerar que estos son más femeninos.

Bryan derrumba así las masculinidades tóxicas y frágiles demostrando que se puede ser un hombre heterosexual y padre de familia y llevar falda y tacones sin ningún problema. Además, este estadounidense cuenta con el apoyo total de su mujer.

A las mujeres también nos costó romper con los estereotipos y poder llevar libremente pantalones, una prenda de vestir considerada exclusivamente masculina. Las mujeres de la época tuvieron que luchar para demostrar que podían ser igual o incluso más femeninas vistiéndolos.

Lo que a Mark Bryan le gusta más de las faldas es su variedad de colores, de estilos, de texturas, de formas, ya que considera que los pantalones son mucho más aburridos.

Una vez que Mark se pudo incorporar de nuevo a la oficina cambió las fotos en su buhardilla por las poses en las vías del tren esperando que este llegara para llevarlo al trabajo.

Tiene más de 260.000 seguidores y en todas sus publicaciones repite que la ropa y los zapatos no deberían tener género. Aunque poco a poco ha ido compartiendo otros aspectos de su vida. Entre ellos, ha enseñado su colección de tacones ante la petición popular.

Publicidad