No sabemos si la intención de los creadores de Twitter era que la plataforma se convirtiera en un lugar para el debate continuo de cualquier tipo de temas; lo que sí parece cada vez más evidente es que se trata de la red social de los 'opinadores'. Y con sus tuits como altavoz, algunas personas se vuelven tendencia lanzando sus reflexiones más o menos acertadas.

Uno de los últimos en hacerse viral ha sido Wall Street Wolverine, un influencer notable con cerca de 100.000 seguidores que asegura que "decir que los cánones de belleza son más estrictos en las mujeres que en los hombres es de no tener ni idea". Un poco de ganas de pelea tenía, es difícil verlo de otra manera.

 

Wolverine es además youtuber, con 300.000 seguidores en esa plataforma hablando de temas políticos y económicos. Pero ayer destacó especialmente en Twitter por sus intentos de demostrar que ser atractivo es más difícil para los hombres que para las mujeres. Y de primer ejemplo, pone a Margot Robbie al lado de Chris Hemsworth, quizá una comparación poco acertada.

 

Sus meditaciones al respecto incluyen frases como esta: "Una mujer con llevar una dieta equilibrada y ejercicio puede lograr ese físico sin mucho problema con constancia. Los físicos de hombre en cambio son muy avanzados. Son físicos o de muchísimos años de entrenamiento o de directamente utilizar química para conseguirlo". Dando por hecho que para ser atractivo hay que ser un levantador de pesas semiprofesional, claro.

 

Entre los miles de comentarios, en un alto porcentaje menospreciando las palabras de Wolverine, hay multitud de chicas que defienden que aún haciendo ejercicio y manteniendo una alimentación sana no consiguen esos cuerpos... Algo evidente para cualquier persona familiarizada con los conceptos de metabolismo y genética pero que el youtuber se niega a aceptar así como así.

 

Tampoco es fácil seguirle en su hilo de razonamientos: "Se deja entrever una cultura de la envidia y de la mediocridad tremenda. Persiguiendo lo extraordinario para vanagloriar el conformismo", dice como aparente respuesta a las críticas que ha ido recibiendo y como meditación final del hilo. Ehm, what?

 

El hecho que ponga a Angelina Jolie como uno de los ejemplos femeninos, de la que se sospecha que ha pasado alguna que otra vez por quirófano, da una idea de que el argumento tiene, siendo generosos, puntos endebles. Como su misma formulación, para empezar.