Después de la triste desaparición de Reckful hace apenas unos días, la tragedia vuelve a cebarse con un creador de contenido en esa plataforma. La streamer Ohlana, especializada en videojuegos de disparos, levantó todas las alarmas cuando inició una serie de inquietantes mensajes en redes sociales.

 

Entre partida y partida de Valorant, la canadiense tenía bastante actividad en Twitter, donde compartía los típicos memes o reflexiones que se le pasaban por la cabeza. Las últimas, sin embargo, tenían un tono pesimista: al mensaje de “Los días cada día son más difíciles” le siguió una publicación donde hablaba sobre la depresión en términos muy serios.

 

“Las personas con depresión se esfuerzan por conseguir contacto con sus seres queridos, y de repente la policía las confina en contra de su voluntad”. Hablaba en tercera persona pero claramente se refería a su propia situación, que había descrito anteriormente en sus streams.

“El resultado es que se quedan a solas con sus pensamientos oscuros, y se sienten todavía más solas porque no quieren verse atrapadas en ese lugar donde simplemente están peor”. El último mensaje escrito en esa red social simplemente dice “No es culpa de nadie”.

 

La muerte de Ohlana ha sido confirmada por personas que la conocían “IRL”, o sea, en el mundo real. No queda claro qué llevó a la streamer a acabar con su vida, pero sus mensajes parecen los de una persona muy atormentada intentando abrirse a su público. Además, en Instagram puso lo que podrían interpretarse como una nota de despedida.

“He llorado, amado y compartido grandes momentos con tantos de vosotros, que estáis o estábais en mi vida. Os los agradezco. Miro atrás maravillada por todas las oportunidades”, explicaba a través de Instagram Stories (que todavía puede leerse en destacados).

“Cometí errores, he asumido las pérdidas y afrontado las consecuencias de lo que me pareció justo. Pero a veces aparecen tormentas más duras que otras… y eso es así. Cada uno tiene que luchar sus propias batallas”.

Se ha marcha una recaudación de fondos para hacer frente a los costes del funeral.