Flooxer Now » Actualidad

ABRIRSE EN CANAL

Noemí Casquet y su brutal experiencia: “Me salió sangre y después, un dolor desgarrador. Gracias por el trauma”

La periodista ha revelado una dura vivencia del pasado que arrasa en redes y en la que muchos usuarios se están viendo reflejados.

Noemí Casquet

Noemí Casquet / YouTube Noemí Casquet

Publicidad

Noemí Casquet llegó a nuestra vida para decirnos cuatro verdades y enseñarnos mucho, muchísimo sobre sexo. Pocos perfiles en redes sociales se atrevían a hablar en primera persona sobre sexo para desnudar nuestros tabús. Como periodista especializada en sexualidad no tiene precio y su sinceridad ha vuelto a remover conciencias.

Su último post en redes arranca con una confesión: “Tenía 14 años cuando me dejé dar por el culo. No lo hice porque me apeteciese, sino por complacer a una pareja que tenía seis años más que yo”. La influencer se abría en canal para hablar públicamente sobre las primeras veces y el consentimiento.

En su canal de YouTube también trató el tema y uno de sus propósitos anuales era, precisamente, el de “iniciarme de nuevo en el sexo anal” porque ese recuerdo a día de hoy la seguía muy de cerca.

 

La Noemí más inocente e inexperta quiso salvaguardar como fuera su virginidad y eso ocasionó un trauma: “Tras eso, mi vida sexual se basó en asentir, sonreír y complacer. Mi deseo quedaba en segundo plano si la persona estaba contenta”. Un relato que muchos usuarios están agradeciendo y en el que, por desgracia, se ven reflejados.

Agradar en la cama y normalizar que era un ‘deber’ es algo de lo que no se hablaba hasta hace muy poquito y tratar el tema con tanta verdad es indispensable: “He follado porque tenía que hacerlo, porque se esperaba. He fingido orgasmos, me he destrozado el coño a base de cera y cuchillas”.

La travesía es dolorosa y sigue siendo un peaje carísimo que hay que pagar sí o sí: “todo cambió cuando rompí con querer gustar, con ser la elegida. Acabé con esa competición absurda entre unas y otras por ser mejores, más sexy, más premiadas”. Y llegar a ese punto es más complicado que subir al Everest en sandalias.

“Aún así, a día de hoy, me cuesta comprender si las prácticas que realizo son por deseo o por la medalla”, por satisfacer al resto o a uno mismo: “es tu puto derecho disfrutar del sexo”. E igual de fundamental contar con referentes que divulguen sin rozar lo superficial, adentrándose en las taras que menos lucimos.

El post de Mamá Casquet acumula más de 230.000 likes y sobrepasa los 6.000 comentarios, un espacio que muchos están aprovechando para desahogarse y empatizar con la creadora. Hay discursos que desgarran, hieren y remueven.

Publicidad