Flooxer Now » Actualidad

¿Mucho o poco?

Paula Gonu confiesa lo que gana y levanta una polémica en Twitter

La influencer se vuelve a convertir en tendencia involuntaria, en esta ocasión por el dinero que ganó en diciembre y las opiniones sobre su sueldo han generado un debate en redes sociales.

Publicidad

No es por un nuevo vídeo por el que Paula Gonu se ha convertido en tendencia en las últimas horas en Twitter, sino por una confesión que hizo la semana pasada sobre su salario. Preguntada de manera habitual sobre cuáles son sus ingresos, la influencer enseñó una factura de lo que ingresó en diciembre.

 

A esa cantidad hay que descontar, aclara, impuestos, costes de producción y otros conceptos que reducen bastante lo que se queda ella, pero aun así es un sueldo envidiable. Y claro, la envidia es el motor para muchos y en redes sociales le ha ido cayendo desde que publicó el vídeo un chaparrón de críticas injustificadas. Frente a algunas de ellas, ha decidido no callarse.

En el vídeo inicial ya explicaba que le parecía muchísimo dinero, pero añadiendo que "no porque piense que no me lo merezco o que no es justo. Creo que es mucho dinero porque es objetivo que es mucho dinero". La crítica de un tuitero que la acusaba de "subir vídeos de mierda" y la tachaba de "leyendita" acabó con la paciencia de la youtuber, que nos consta por otros ataques que es bastante grande.

"Me alegra saber que por lo menos no rabiáis con el casi 50% que pagamos de impuestos", contestó Gonu, añadiendo más tarde que se podría haber mudado a Andorra para reducir la carga fiscal. En realidad, prefiere contribuir más a cambio de estar donde quiere, y no se queja de pagar impuestos: "Pues claro que es lo que toca. No me estoy quejando. Me podría haber ido ya a Andorra que lo tengo muy cerquita de casa".

 

Paula ha reflexionado después sobre los salarios en otras profesiones asegurando que es inútil compararlos, pero recalcando que "lo injusto es que cobren menos de lo que les toca, no que otros cobren más que ellos". Pensamiento que se ha ganado el aplauso de muchos y, claro, las nuevas críticas de sus haters. Envidiarán lo que cobra y no estarán de acuerdo, pero nadie puede decir que no tenga razón.

 

En entrevistas anteriores, la influencer ha admitido que no le gusta hablar de dinero, si bien confesó que en 2019 tenía entre medio millón y un millón de euros ahorrados en el banco. Teniendo en cuenta que YouTube no es ni mucho menos su única fuente de ingresos, tampoco parece una barbaridad con lo cotizada que está en estos momentos.

Publicidad