Poco andas por Twitch si no te suena el nombre de Pokimane. Es como se hace llamar Imane Anys, una de las mayores estrellas de Twitch que con 24 años se ha convertido en un símbolo en la lucha por la igualdad dentro de esa plataforma.

De origen marroquí y durante muchos años residente en Canadá, la personalidad internetera ha hecho fama y fortuna enseñando gameplays de Fortnite y League of Legends también en YouTube, y tiene una visión muy personal de cómo se trata a las creadoras de contenido.

 

"Si una chica la caga en esta industria, es una perra falsa, un trozo de mierda y la mandan a que se muera en un agujero", dice en un tuit muy polémico. "Si es un chico el que la caga, le dicen que no pasa nada, que todo el mundo comete errores, que saben que tiene un buen corazón y que sus súbditos estarán siempre adorando a su rey".

"Me fastidia porque comprendo las razones", añade. "Los chicos se sienten más cómodos y se identifican más con otros chicos, igual que pasa con las chicas, así que si hay una comunidad mayormente masculina, es más fácil que aparezcan prejuicios".

Sus palabras ha caído como una bomba entre sus haters, un suceso que en realidad le da la razón. "Espero que, en algún momento de esta época que vivimos, seamos capaces de aprender a ser justos y empáticos con otros, dando igual el sexo".

 

Pokimane reconoce que sus palabras son "una generalización de lo que sucede en la mayoría de industrias masculinas", que es la opinión que se lleva después de "siete años de experiencia en el sector".

La opinión de la streamer llega después de que un colega de profesión, conocido como Fedmyster, haya sido expulsado de una plataforma de streaming por conducta inapropiada hacia miembros femeninos de esa comunidad, y reabre el debate a nivel mundial sobre los casos de acoso, por el mero hecho de ser mujeres, que muchas creadoras de contenido denuncian.