Si entraste en la noticia pensando en encontrar contenido guarro, estás de enhorabuena: la nueva campaña de Pornhub es lo más sucio que se te puede pasar por la cabeza... pero a lo mejor no como te lo imaginabas.

La compañía, una de las más grandes en la industria del cine para adultos, ha declarado a través de una novedosa iniciativa que ellos mismos son bastante sucios (sí, de la manera en la que estabas pensando antes), pero que eso "no significa que nuestros océanos también tengan que estarlo", según palabras de Corey Price, vicepresidente de la productora X.

Logotipo de Dirtiest Porn Ever | Pornhub / press release

Por eso ha lanzado la campaña 'Dirtiest Porn Ever', donde ha grabado unas escenas de una pareja enrollándose en una playa que podría ser paradisíaca, si no llega a ser porque están rodeados de plásticos. Todo con la intención de "demostrar cómo la basura puede arruinar hasta el más bello de los paisajes".

Resulta que a través del vídeo que han publicado, los responsables de la compañía se comprometen a donar una cantidad creciente de dinero a la ONG Ocean Polymers, organización que planea fletar un barco para que recoja y recicle plástico del mar.

Fotograma de Dirtiest Porn Ever | Pornhub / press release

"Todos somos parte del problema y debemos trabajar juntos para encontrar soluciones", explica Heather Wigglesworth, directora de la ONG. "Pornhub es una marca con alcance mundial, así que se trata de una plataforma muy efectiva para remover conciencias y encontrar apoyos para la crisis que sufren los océanos a día de hoy".

En su página web publican tres pasos muy sencillos para ayudar a frenar la proliferación de basura de este tipo: comprar el menor plástico posible, reciclar todo este material que tengamos en casa, y por último animar a la gente a limpiar en lugares públicos. Nada como que te vean recogiendo lo de otros como para que la gente tome ejemplo, o al menos no siga contaminando alegremente.

Una página porno es quizá el último sitio donde nos imaginábamos que habría conciencia medioambiental, pero como dice la campaña, es un problema que nos afecta a todos. Y ya de paso, si para colaborar en mantener el medio ambiente cae una pajita -de las que no son de plástico-, tampoco hacemos daño a nadie...