Flooxer Now » Actualidad

Abrimos el melón

Porno para mujeres: ¿existe realmente?

Aviso a los lectores que esta noticia ha de leerse libre de prejuicios: toca hablar de porno para mujeres.

Porno feminista

Unsplash Porno feminista

Publicidad

Haz un ejercicio de reflexión interna: cuando piensas en porno, ¿qué se te viene a la cabeza? ¿Aparece un hombre en la escena? ¿Hay penetración? Sin necesidad de ser muy explícitos, la realidad es que a día de hoy el porno sigue estrechamente ligado a estereotipos obsoletos.

¿Qué significa esto? Pues que nos hemos acostumbrado a contenido erótico casi por completo falocentrista, que en demasiadas ocasiones ofrece una visión muy machista de lo que es o puede ser un acto sexual. En definitiva: hay sobre exceso de contenido pensado por y para hombres.

Afortunadamente, esta tendencia está cambiando. Y, respondiendo a la pregunta del titular: sí, existe porno (y cada vez más) concebido únicamente para el placer femenino. Lo cual es muy positivo, ya que muchas de las reticencias que tienen las mujeres hacia el porno vienen precisamente de lo que había producido la industria hasta el momento. Y con razón.

En este territorio la demanda determina la oferta, y las productoras se han dado cuenta de que cada vez son más las personas que demandan un contenido diferente, más centrado en el placer sexual femenino y en explotar las zonas erógenas de cada pareja con equidad.

Hablamos de pornografía feminista. Una corriente que coge cada vez más fuerza y que lanza a su vez un importante mensaje: las mujeres también deben sentirse naturales y fuertes en su sexualidad.

 

Y no solo eso: movimientos como este ayudarán también a que dejemos de pensar en relaciones sexuales idealizadas, donde el hombre tiene un miembro impresionante y la mujer unas tetas de escándalo. El nuevo porno tenderá a ser más realista, adaptado también a todos los gustos y colores.

Termina de quitarte las ideas preconcebidas que tuvieras e imagina a los protagonistas de tus mayores fantasías mucho más auténticos, con todos sus matices, en situaciones que podrían conseguir estimularte. Total por probar el porno… ¿qué tienes que perder?

Publicidad