El pasado 17 de mayo en el estado de Colorado, EE. UU., un hombre regresó a su segunda vivienda para encontrarse que, fruto de un desafortunado descuido, su casa se había infestado de polillas. Como se observa en el vídeo, cientos de estos insectos revoloteaban en el porche de su casa, pero, ¿cómo han acabado ahí?

Después de abandonar su pueblo, este hombre, que ha preferido no ser identificado, olvidó apagar la luz exterior de su casa. Por este motivo, cientos de polillas acudieron a la lamparilla y cubrieron toda la entrada de la vivienda. “Esto me enseñará a nunca más dejar la luz del porche encendida”, ha asegurado a la agencia Newsflare.

En aquellos lugares donde el clima es cálido la noche se llena de insectos. Seguramente en más de una ocasión hayas sufrido picaduras de mosquito o te hayas tenido que enfrentar a una enorme polilla por dejar una luz encendida en pleno verano. Cuando esto ocurre, nos solemos arrepentir de no habernos puesto anti-mosquitos o no habernos tomado más en serio las recomendaciones para evitar atraer a los bichos.

En este caso, encontrar la casa llena de polillas porque había una lámpara encendida no ha debido de ser nada agradable. Es habitual, sobre todo en verano, encontrar insectos que se ven altamente atraídos por la luz. En concreto, las polillas se orientan gracias al brillo de la luna y de las estrellas. Sin embargo, la luz artificial las confunde, y por ello van hacia ella.

A pesar de ello, resulta impactante ver cómo una simple lámpara puede atraer a tantos bichos. ¡Imagínate si llegan a ser mosquitos!

© Newsflare / lingoling

SEGURO QUE TE INTERESA:

Angustioso rescate de una niña que queda atrapada en un pozo

VÍDEO: Robaba los paquetes que recibían sus vecinos, pero le tendieron una trampa