A veces la vida se ceba inexplicablemente con alguien y necesita el apoyo de todos los que están a su alrededor para superar esa dura prueba que le ha puesto el destino. Eso es lo que le ocurrió a Sergio, un niño normal y corriente que al inicio de instituto vivió situaciones que simplemente no deberían existir en la vida.

Sus compañeros le acosaban sin motivo, le pegaban, vacilaban y se reían de él cada día en el instituto, era un auténtico calvario. Sus padres hicieron todo lo posible por parar ese huracán de maldad que estaba atacando a su hijo y aunque lo consiguieron, de no haber sido por la fortaleza de Rubén, no habría sido posible.

Y una vez que parecía que todo se normalizaba en su vida, comenzando un nuevo curso en el que levantar su autoestima y descubrirse a sí mismo que era un chico normal que no merecía nada de lo que le había pasado, un nuevo revés le marcó.

A su hermano tuvieron que operarle de vida o muerte por un tumor y eso hizo que Rubén estuviera hipersensible, separado de su familia que se pasaba los días en el hospital, y sin entender por qué nadie le llevaba a verle.

Cuando por fin vio ingresado a Sergio, fue cuando entendió la gravedad del asunto y por qué sus padres estaban intentando evitarle ese sufrimiento. Pero Rubén sacó fuerzas del corazón, ese lugar donde cuando creemos que no podemos más nos convierte en superhéroes, y estuvo al lado de su hermano hasta que se recuperó del todo.

Eran una auténtica piña, todos unidos, queriéndose y ayudándose hasta la última bocanada de aliento cada vez que era necesario. Y por eso, esta vez al que le tocaba disfrutar por todos los esfuerzos que hacía por los demás era a Rubén.

Sus padres iniciaron en Facebook un movimiento para que el día de su cumpleaños tuviera cartas, dibujos y palabras de cariño de usuarios de la red social y se sintiera querido, ya que no tenía demasiados amigos en el instituto todavía debido a la mala experiencia que había pasado.

¡Y el milagro se hizo! La publicación fue compartida más de 3.000 veces y llegó hasta los usuarios de Forocoches, un lugar conocido por la sarna y el cachondeo con el que sus usuarios se toman la vida, ¡pero en este caso se organizaron y consiguieron que Sergio viviera el día más feliz de su vida!

Y además consiguieron subir mogollón los seguidores del canal de YouTube de Sergio, en el que hablaba de sus pasiones: la guitarra y los videojuegos.

 

¡Cuando llegó el día de su cumpleaños Sergio tenía mogollón de cartas, una recaudación de 1500 euros con la que le compraron todo tipo de regalos, y una luz en la mirada de felicidad imposible de explicar! Te dejamos el vídeo para que sientas la emoción en tus propias carnes. ¡Viva Internet, vivan los foros y vivan las personas buenas!