Dicen que jugar en casa aumenta las posibilidades de victoria, pero nunca se puede dar por seguro y mucho menos cuando hablamos de la final internacional de la Red Bull Batalla de los Gallos. Aforo completo con 17.000 espectadores que desde luego sirvieron de amuleto a uno de los dos representantes españoles.

Precisamente llegado de Madrid, Bnet se metió en la final como sustituto de última hora por la baja inesperada de otro de los participantes, que no consiguió el visado para participar en el evento. Sin embargo, el que dio la sorpresa fue él mismo. Por el camino al último enfrentamiento se llevó por delante a Carpediem (Colombia) en octavos, Yartzi (EE.UU.) en cuartos y SNK (Costa Rica) en semifinales.

 

La final fue todo lo que se podría esperar de una competición como esta. Con los dos candidatos a repetir mundial fuera de juego, Valles-T fue el que daba réplica al madrileño, en un enfrentamiento tan ajustado que el jurado pidió que la lucha siguiera. Y claro, los asistentes encantados con la audacia que ambos desplegaron cuando era su turno de micrófono. Daba igual que lloviera a mares en Madrid, donde estaban cayendo chuzos de punta era en cada vacile que se lanzaban.

En cada enfrentamiento los MCs tuvieron oportunidad de sacar su talento y lengua afilada, intercalando historias personales y rimas que apelan a los sentimientos de la calle. Tras ganar, precisamente Bnet se acordó de sus orígenes: "Este título no es solo para mí, es para todos los MCs que empezaron en la calle. Para mí es la culminación al trabajo de tantos años".

En el escenario Mbaka y Queen Mary (de Mucho Ruido para Flooxer Now) animaban a los miles de aficionados al freestyle, mientras que el jurado lo componían Arkano (reconocido como uno de los mejores raperos de España y Campeón Internacional 2015), Dtoke (Campeón Internacional 2013 y una leyenda de las batallas), Jony Beltrán (doble campeón en México), Omega (organizador de la liga God Level, otra competición muy respetada en este género).