El canon de belleza ha cambiado un montón de veces a lo largo de la historia, pero en general siempre se ha mantenido un principio bastante básico: la simetría es sinónimo de hermosura. Es lo que se conoce como 'proporción áurea', o número de oro.

Por resumir un concepto filosófico, básicamente dice que, aplicado a los humanos, cuanto más se parezca un lado de tu cara al otro, más guapo serás. Lo que en teoría tiene mucho sentido, ¿verdad? Pues no: si eres completamente simétrico puedes parecer un auténtico muñeco sin vida, como demuestra incansablemente un usuario de TikTok.

 

Se hace llamar @callmeaubz en la plataforma musical, y tiene decenas de vídeos donde coge una imagen de bellezones como Zendaya o Ariana Grande y los retoca para hacer que sus caras sean "perfectas" bajo los estándares del 'golden ratio'.

 

Con un uso avanzado de PhotoShop, los vídeos demuestran en poco menos de un minuto cómo va aplicando capas, corrigiendo defectillos y, en definitiva, jugando contra esas imperfecciones que nos hacen personas. ¿El resultado? Unos monigotes antinaturales que quedarían muy bien en un dibujo, pero que arrancan toda humanidad de los rostros. Incluso con gente menos agraciada el efecto es el mismo.

 

El mensaje que quiere mandar el autor de estos vídeos no es otro que el ideal de belleza, aquel que dice que tenemos que ser exactamente iguales y sin imperfecciones, no es solo absurdo, sino que inquieta verlo en vivo.

 

Los comentarios al resultado de ver algunas de estas creaciones dejan claro que a la gente no le gusta nada eso de las "caras perfectas". Los usuarios que responden a varios hilos donde se ven estos montajes coinciden de manera unánime es disgustarse con cómo quedan las caras después de aplicarles el 'golden ratio'. De hecho, para ser una estrella es mucho mejor no cumplirla.

 

Así que no te preocupes por tener el ojo izquierdo un poquito más grande que el derecho: piensa en la imagen de Zendaya convertida en una Barbie sin estilo, y te darás cuenta que tus pequeñas particularidades no solo te hacen distinto: te hacen visualmente mejor.