Flooxer Now » Actualidad

Crimen accidental

Tragedia en TikTok: muere de un disparo en la cabeza mientras grababa un vídeo

Areline Martínez, una tiktoker mejicana de 21 años, perdió la vida durante la grabación de un arriesgado clip para la plataforma musical.

Areline, en una de sus últimas fotografías

Areline Martínez / Instagram Areline, en una de sus últimas fotografías

Publicidad

Para desgracia de los habitantes de Chihuahua, en Méjico, oír disparos y ver noticias de asesinatos no es algo para nada raro. Quizá por eso los agentes que fueron esta semana a un aviso por homicidio no se extrañaron al encontrar el cuerpo de una chica atada de pies y manos con un disparo en la cabeza. Solo que esta vez la historia era distinta.

El cadáver resultó ser de Areline Martínez, una influencer, y tanto los acompañantes de la víctima como testigos de la zona aseguraban que no se trataba de un homicidio por venganza, sino de un accidente de TikTok.

Salvo el fatal disparo, todo formaba parte de un vídeo que ella y sus amigos pensaban subir a la plataforma musical, donde la aspirante a artista gozaba de cierta fama. Fueron ellos los que explicaron las circunstancias del terrible suceso, y aportaron imágenes del fatal momento.

 

La grabación en cuestión la han publicado medios locales, en lo que parecía ser un ‘making of’ de lo que tenían planeado como un más o menos inocente tiktok. Los momentos previos a la dramática muerte muestran a una docena de chicos y chicas simulando un secuestro, lo que iba a ser el tema del clip.

Al parecer, uno de los participantes tenía un arma real que olvidó descargar antes del rodaje, y acabó provocando la muerte de Areline. Tanto el autor como otros participantes se dieron entonces a la fuga, si bien la policía de la ciudad mejicana asegura que están identificados como miembros de una banda criminal.

Se da el hecho de que Areline tenía solo 21 años y un hijo de apenas unos meses, una situación dramática que ha desesperado a sus familiares, amigos y seguidores. Su última publicación en Instagram iba acompañada la frase “El tiempo no se detiene, yo tampoco”. Ahora parece hasta premonitoria...

Publicidad