Flooxer Now » Actualidad

Kilómetros y kilómetros

Un triatleta se monta un impresionante maratón en el salón de su casa

Los runners son unos de los deportistas más afectados por la prohibición de salir a la calle a hacer ejercicio, pero un especialista en carreras de ultrafondo ha conseguido correr una distancia asombrosa sin salir de su salón.

Correr no tiene límites

Getty Correr no tiene límites

Publicidad

Como mínimo dos semanas vamos a tener que colgar las zapatillas de deporte sin pasar por parques, calles ni gimnasios, si bien hay personas que no se han arrugado por las restricciones y han decidido que su casa también puede ser un escenario válido para quemar calorías.

Lo ha demostrado Javier Castroverde, un triatleta que se propuso un reto solidario que quiso compartir a través de sus redes sociales. "Hoy me he levantado con la necesidad de dar mi apoyo moral a un sector que lo está pasando mal", explicaba a través de su cuenta en Instagram.

Se refería al "sector médico, hospitales, sanitarios, celadores, servicio de limpieza e infinidad de personal que se deja el alma y la vida sin pedir nada a cambio".

Con la intención de homenajear a los que tanto están dando por la sociedad en este momento, se propuso correr 61 kilómetros sin salir de su salón, una hazaña épica si fuera en exteriores pero que alcanza el estatus de leyenda haciéndola en casa.

Javier fue dejando constancia de su proeza en redes, reconociendo que fue durísimo enfrentarse a su resistencia mental además de a la física. El pequeño espacio donde tenía que correr hacía difícil llevar una velocidad constante, pero logró vencer al desánimo.

En total, 10 horas, 13 minutos y cinco segundos para lograr su objetivo de 61 kilómetros, número simbólico en referencia a los profesionales del teléfono 061, número del servicio de emergencias sanitarias en gran parte de España.

Javier tiene otros récords en su palmarés, como terminar cinco Ironman en cinco días seguidos. Eso significa hacerse cinco veces 3,86 kilómetros de natación, 180 kilómetros de ciclismo y 42,2 kilómetros de carrera a pie. Al lado de eso, 61 kilómetros en casa parecen pan comido, al menos para él.

Publicidad