Flooxer Now » Actualidad

DÍA INTERNACIONAL DEL BESO

Trucos para besar bien

Estos son algunos consejos para dar un beso que resulte inolvidable.

Trucos para dar un buen beso

Mia Harvey en Unsplash Trucos para dar un buen beso

Un buen beso nunca se olvida. De hecho, podemos seguir notando ese placentero cosquilleo que nos ha provocado en el cuerpo cada vez que volvemos a recordarlo en nuestra mente. Este 13 de abril, Día Internacional del Beso, volvemos a celebrarlo por segundo año consecutivo sin poder besar libremente y con mascarillas de por medio.

"Mejor nos damos un beso antes que el mundo se acabe", canta Residente en su canción que sacó durante la pandemia reivindicando el besar como la cura para todos los males. Existen muchos tipos de besos y con la llega del coronavirus nos hemos visto privados de ellos, lo que ha hecho que aparezcan hasta nuevas modalidades: el beso con mascarilla (por ejemplo, a tu pareja en mitad de la calle) y lanzar los besos al aire.

Beso con mascarillas | iStock

Si lo que quieres es saber cómo besar bien (porque con todo esto de la distancia de seguridad y la COVID-19 parece que se te está olvidando), aquí van unos cuantos consejos y trucos para que la persona afortunada de recibirlos siempre quiera más.

Existen diferentes factores a tener en cuenta en un beso que nada tienen que ver con el movimiento de labios. Cuando besamos empleamos los cinco sentidos así que deberías tener esto en cuenta cuando vayas a besar a otra persona. Por norma general, solemos cerrar los ojos como acto reflejo cuando besamos, por lo que le prestamos mucha más atención al olfato y al gusto.

Durante el beso olemos a la otra persona y nos embriagamos con su aroma, por ello, ponte una gotitas de tu mejor perfume justo detrás de las orejas. Pero no te pases, aplica la cantidad perfecta para que el olor haga que esa persona caiga en tus redes.

En cuanto al gusto... No hace falta decir que debes acudir a esta cita con los dientes bien limpios y evita comer cebolla, pimiento, ajo o cualquier otro tipo de alimento que te vaya a dejar con 'mal sabor de boca' (a ti y a la otra persona).

Beso | George Coletrain en Unsplash

Además, puedes cuidarte los labios. Cuanto más jugosos estén, mejor. No mola nada besar a una persona y que tenga los labios tan secos que parezcan una lija. Utiliza cacao a diario para hidratarlos pero no te lo apliques justo antes de dar el beso, ya que la otra persona se comerá todo el producto y será de lo más desagradable. También puedes utilizar exfoliante labial de vez en cuando.

Pasemos ya al beso en sí. Para dar un buen beso puedes ser directo y lanzarte a la boca de la otra persona para que se sorprenda con intenso beso en el labio superior, saboreándolo antes de volver a la acción o bien puedes comenzar jugueteando y acariciando los labios de la otra persona suavemente con los tuyos, rozándolos, sin llevar a tocarlos del todo o, incluso, utilizando la punta de la lengua.

Empieza con movimientos sutiles, suaves y ligeros. Después, puedes ir aumentando la intensidad gradualmente y meter un poquito la lengua realizando movimientos en forma de infinito. También puedes aplicar presión sobre uno de los labios con tu propia boca, tirando de este hacia ti o utilizar los dientes para agarrarlo ligeramente.

Lleva cuidado con los dientes. Chocarlos con los de tu pareja una vez puede ser un momento gracioso y natural, pero que se estén rozando continuamente resulta de lo más molesto. ¿La solución? Inclinar más la cabeza o encontrar la postura adecuada para vosotros.

La baba es otro de las cosas menos agradables de un beso. Un buen beso tiene que tener la humedad justa, así que deja los labios relajados y no los cierres ni los abras en exceso. Para que este beso sea redondo, acompáñalo con las manos. Acaricia el cuello de tu pareja deslizando los dedos con suavidad, recorre una oreja, los hombros, la espalda o la parte baja de la cintura.