Un gran número de accidentes se evitan por tener buenos reflejos. Este hombre pudo salir corriendo al escuchar que una pequeña piedrecita se desprendía de la pared de un edificio en China. En vista de su reacción, nadie sabe lo que le podría haber pasado al señor de no haber salido corriendo, pero sin duda nada bueno.

En la ciudad de Harbin, en la provincia de Heilongjiang, las baldosas que conformaban las paredes de un edificio estaban tan sueltas y desatendidas que se han llegado a desprender. Gracias a que una piedrecita cayó del techo, el hombre tuvo tiempo de reaccionar y alejarse del lugar del accidente.

Por desgracia, un coche que se encontraba aparcado a la salida del edificio sufrió numerosos daños causados por el impacto de los azulejos contra el capó. Afortunadamente, no había nadie dentro del coche en el momento de la tragedia.

Con el tiempo, la mayoría de las edificaciones se descuidan. Para evitar desprendimientos y accidentes como el que podemos ver en el vídeo, es importante hacer revisiones regulares a la estructura de los edificios y a su material, especialmente si se construyeron hace muchos años.

Recientemente ocurrió otro importante suceso en un edificio en China. Esta vez, los bomberos tuvieron que intervenir de inmediato. Una niña había decidido salir por la ventana de su casa situada en un decimotercer piso. Haz clic en este enlace para ver el peligroso rescate.

© Newsflare / ChinaRecorder

SEGURO QUE TE INTERESA:

Se incendia un camión que cargaba 20.000 iPhones en China

VÍDEO: La sorprendente reacción de un conductor de autobús cuando un hierro atraviesa el parabrisas