Imagínate la situación: han puesto una feria en tu ciudad y decides ir. Llamas a unos amigos y allí compráis algodón de azúcar, churros y pensáis en qué atracción (o atracciones) montaréis. En ningún momento pensáis que algo malo puede pasaros, aunque en raras ocasiones, montarse en uno de estos aparatos puede ser peligroso.

En la ciudad filipina de Antipolo celebraban una feria el pasado diciembre. Los lugareños se divertían en las atracciones y todo parecía ir viento en popa. La atracción “Spiral Jet” estaba en marcha y llena de gente, tenía incluso cola. Un par de niños estaban montados en uno de los brazos, que oscilaba de arriba abajo mientras la atracción daba vueltas.

En la noche del 29 de diciembre, el brazo mecánico que sostenía sus asientos se rompió de repente, lanzando los asientos de los niños al suelo. Además de ellos, otra pieza del aparato fue despedida, impactando contra la valla de seguridad de la atracción y muy cerca de las personas que esperaban la cola para montarse. Cuando cayeron al suelo, la niña que iba montada salió a gatas de su asiento, mientras que el niño quedó atrapado en su silla hasta que la atracción se detuvo por completo.

Tras este incidente, ambos niños fueron trasladados al hospital, donde recibieron tratamiento por sus heridas. La atracción de feria “Spiral Jet” fue cerrada y sus operadores se ofrecieron a ayudar a los heridos económicamente. Según los testigos, el aparato estaba funcionando bien hasta que uno de los brazos mecánicos se descolgó. Afirmaron que “parecía haber gas saliendo de él”.

Después del aparatoso accidente, se iniciaron investigaciones sobre por qué el brazo mecánico de “Spiral Jet” fue despedido, pero aún siguen su curso. En el vídeo puedes ver cómo fue el accidente en la feria de la ciudad filipina de Antipolo.

© Newsflare

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

VÍDEO: Cinco jóvenes salen disparados al fallar la barra de seguridad de una atracción de feria

VÍDEO: Un perro arroja el coche de su dueño a una piscina