Es normal que, a lo largo del año, algunos elementos de los paisajes de la naturaleza cambien de color. Por ejemplo, si nieva, las copas de los árboles serán blancas, si florecen las amapolas el campo parecerá rojo o si es la hora de la cosecha, el trigo estará amarillo. Sin embargo, que un río cambie de color no es tan común, y menos que se tiña de rojo, como si fuera una corriente de sangre.

Un canadiense volvía a casa después de un largo día de trabajo cuando se encontró esta impactante estampa cerca de un puente. El río Etobicoke Creek, que está cerca de Toronto, tenía un inusual color. El agua era roja, como si fuera sangre, como si algo grave hubiese pasado.

Cuando el canadiense vio el río con ese color, decidió caminar hasta el centro del puente y tomar algunas fotos y vídeos. “Verlo de nuevo en mi galería me dejó con una sensación extraña y escalofriante”, relató el fotógrafo que, además, grabó un vídeo del río. Tenía que encontrar la razón de este fenómeno tan insólito.

Tras sus indagaciones, este vecino supo que una fábrica cercana al lugar había derramado tinta roja en el río. Concretamente, la compañía había arrojado 400 litros de colorante rojo, lo que daba al río un aspecto de ser sangre.

Ante este hecho, el Ministerio de Medio Ambiente, Conservación y Parques confirmó que el vertido de tinta en el río Etobicoke Creek no era peligroso para la vida silvestre. Después del aviso a las autoridades, se procedió a la limpieza del río tan pronto como le fue notificado el derrame de tinta roja en el mismo.

En el vídeo de la parte superior puedes ver el estado del río cuando parecía una corriente de sangre, aunque en realidad era tinta.

© user_10005313 / Newsflare 2020

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

VÍDEO: Este perro se vuelve viral por su curiosa forma de roncar

VÍDEO: El gato troleador que no deja teletrabajar a su dueño