En tiempos de coronavirus, trabajar desde casa se ha puesto a la orden del día. Instalar la VPN, reuniones por videollamada, horarios algo más flexibles… Estas son algunas de las características que el teletrabajo ha impuesto a una gran cantidad de personas que han cambiado el lugar de trabajo, pero no sus tareas laborales.

Al cambiar el entorno de trabajo, las personas han dicho adiós a compartir mesa con sus compañeros y han pasado a convertir su salón o habitación en su oficina. Puede que otros hayan decidido utilizar el despacho o la mesa de la cocina para teletrabajar mientras la cuarentena dure. Lo que está claro es que los compañeros que tienen ahora han cambiado respecto a su oficina habitual.

Puede que ahora los nuevos colegas de los teletrabajadores sean su pareja, sus padres o sus hijos. Además, también entra en juego el factor mascota. Los trabajadores que desempeñan su labor desde casa tienen que sortear más distracciones para cumplir con sus tareas, y algunos de sus nuevos compañeros pueden hacer cualquier cosa por impedirlo.

Este es el caso de Kylo, un gatito de Pensilvania que no deja trabajar a su dueño desde casa. Cuando este intenta coger el ratón para realizar su trabajo en el ordenador, Kylo se lo impide rápidamente. El minino pone su pata encima de la mano de su dueño y la aleja del ratón de forma inmediata. Aunque el dueño intenta que el gato entre en razón, Kylo sigue en sus trece y no permite que Joe, su dueño, toque el ratón bajo ningún concepto.

Ante esta situación, Joe decide grabar la graciosa prohibición que su gato le hace. Además, Joe añade: “En respuesta a la epidemia de Covid-19, las compañías están pidiendo a sus empleados que trabajen de forma remota. No son dueños de gatos”.

© kyfinn / Newsflare 2020

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

VÍDEO: El coronavirus hace que cientos de monos se peleen por un plátano en Tailandia

VÍDEO: El ingenioso método para intercambiar libros entre vecinos durante la cuarentena por el coronavirus