A veces vemos noticias que tenemos que frotarnos los ojos para asegurarnos de que son verdad. MONSTA X, una de las bandas más populares de panorama k-popero actual, ha hecho oficial la baja de Lee Ho Seok, más conocido como Wonho.

El coreano era el vocalista del grupo desde 2015, y recientemente fue acusado de estafar a Jung Da Eun, otro artista popular en el país asiático. El músico publicó hace dos días un post muy acusador dirigido a Wonho.

"¿Cuándo me vas a devolver lo que me debes?", decía en Instagram frente a una imagen de una entrevista al cantante. Según al versión de Jung Da Eun, Wonho podría tener una deuda de 30 millones de wons (unos 23.000 euros) con él, y habría decidido hacerla pública para presionarle. Fue uno de los comentarios al post el que dio la cifra exacta, y la productora musical de la banda intervino rápidamente para asegurar de que era una difamación.

Pero el jaleo ya estaba montado, los comentarios y rumores sobre los timos en los que podría estar metido la estrella se multiplicaban en las redes, y como consecuencia solo dos días después ha llegado el comunicado de Starship Entertainment:

 

"Lo primero, nos gustaría expresar gratitud para todos los que nos mandáis vuestro amor hacia MONSTA X", comienza la discográfica. "Después de una larga charla con Wonho, hemos acordado amistosamente que abandone el grupo. Respetamos su decisión para que los fans no distraigan su atención de los próximos eventos que esperan a la banda en el futuro. Lucharemos legalmente contra los rumores y comentarios maliciosos que han surgido alrededor de este asunto, y a partir de ahora MONSTA X contará con seis miembros".

Un palo fuerte para sus seguidores, cuya primera consecuencia en los planes a corto plazo ha sido cancelar un fan meeting previsto para el mismo día en la capital coreana. Habrá que seguirles la pista para ver cómo les afecta el barullo, aunque algo nos dice que los fans seguirán teniendo a Wonho como un ídolo para siempre.