El primer día de abril es conocido como el Día de los Inocentes en más de medio mundo, y algunos se pensaron que se podía bromear entonces con el coronavirus. Sin ir más lejos Kim Jaejoong, la mitad del dúo k-pop JYJ, publicó en su Instagram que estaba contagiado, una burla de mal gusto que justificó para concienciar sobre la enfermedad.

Por eso algunos se tomaron con cautela la noticia de que Yoonhak, líder de la banda Supernova, había dado positivo en COVID-19 el mismo día que Jaejoong cometía su desagradable travesura. Sin embargo, su ingreso en el hospital, confirmado por su discográfica, reveló que el asunto de broma no tenía nada.

Tras mes y medio sin noticias suyas, la agencia japonesa SV Entertainment ha confirmado de manera oficial que el artista ha sido dado de alta y que está totalmente recuperado tras seguir un concienzudo tratamiento.

"Desde el 3 de abril, Yoonhak estuvo hospitalizado en Seúl después de dar positivo en COVID-19", dice la nota de prensa. "A fecha de 15 de mayo ha sido dado de alta. Creemos que esto ha sido en parte posible gracias al cariño incondicional, las bonitas palabras y el apoyo de sus fans. Trabajaremos duro para que vuelva pronto a las actividades profesionales, pero siempre vigilando su salud".

La misma nota recoge unas palabras del cantante: "Me gustaría disculparme por causar preocupación a nuestros fans y representantes. Encontré mucha fuerza en el apoyo que recibí durante mi hospitalización, y creo que salgo con un corazón más fuerte como resultado".

Yoonhak, de 35 años, tiene una larga trayectoria como cantante, actor y modelo. Empezó a sentirse mal justo después de regresar de Japón, donde había estado en una gira promocional, pero entonces se achacó al cansancio del viaje. Los primeros síntomas se manifestaron hacia el 27 de marzo, y fue la primera celebridad coreana en dar positivo en COVID-19.