Después de la revolución que creó en todo el mundo FaceApp, esa aplicación que nos convertía en ancianos como por arte de magia y que se animaron a probar mogollón de famosos, llega otra que no ha dejado indiferente a nadie en China: Zao.

Aunque todavía no está disponible para descargar en España, los efectos son bien claros: convertirte en un actor famoso dentro de una película en cuestión de segundos. Como lo lees: puedes protagonizar cualquier escena con solo dar el OK para que la aplicación efectúe el cambiazo entre tu cara y la del verdadero actor. Hay que ser realistas: como es más que posible que nunca lleguemos a protagonizar un hit en Hollywood, nos hace ilusión vernos fusionados con verdaderas estrellas. ¡La gente está alucinada compartiendo los resultados en las redes sociales!

 

No podemos negar que es un auténtico flipe, ¡aquí puedes comprobar que uno de sus usuarios ha sido Leonardo DiCaprio en Titanic de una manera muy, muy real! Y esto no es todo, por si todavía no te acabas de convencer con lo que Zao puede llegar a hacer, te mostramos otro ejemplo:

 

Y dirás, ¿cómo es posible que haga esto? Muy simple. Accediendo a tu carrete de fotos y utilizando los algoritmos de tu rostro para recrearlo a través de inteligencia artificial. Necesita unas cuantas imágenes tuyas en diferentes posturas y ángulos para dar el cambiazo en vídeos, y el resultado, para estar hecho a través del móvil, impresiona mucho. Es lo que se conoce como Deep Fake, un movimiento digital que cambia en vídeo las caras de unas personas por las de otras y del que seguro que seguiremos oyendo noticias en los próximos meses.

Pero como todo este tipo de apps tan impactantes, Zao no se ha visto exenta de polémica. Al facilitarle fotos a Zao, aceptas además ceder tus derechos de imagen, porque las cargas en su plataforma, ¡y se quedan con ellas! La compañía, después del escándalo de FaceApp, ha asegurado que está trabajando en estos problemas de legales y que cambiará sus políticas de privacidad ¿Será realmente así?