Flooxer Now » Animales

"ALEXA, MIAU"

La curiosa reacción de un gato cuando Alexa emite maullidos

Te mostramos qué es lo que hace un gato cuando el altavoz inteligente Alexa comienza a maullar.

Newsflare

Publicidad

Los asistentes de voz están actualmente en auge en el mercado. El más famoso de ellos es Alexa, el asistente fabricado por la empresa de Jeff Bezos, Amazon. Estos asistentes de voz nos facilitan muchos aspectos de la vida cotidiana, sobre todo los relacionados con la tecnología, ya que, con tan solo hablarles, podemos controlar la televisión u otros dispositivos, poner música o realizar búsquedas en Internet. Pero no solo sirven para darles comandos como estos, sino también para mantener conversaciones sencillas, o no tan sencillas, porque por lo visto Alexa también habla el idioma gatuno.

En este adorable vídeo, que te mostramos arriba, un gato se siente bastante confundido cuando el asistente reproduce sonidos de maullidos cuando su dueño se lo pide. El gato mira al aparato ya que el sonido proviene de ahí, pero al ver que realmente no es un gato, mira confundido hacia los lados. Primero mira a Alexa y después mira a su dueño con cara de muy pocos amigos, quizás porque empieza sospechar que su propio humano le está tomando el pelo o puede que sea porque las “palabras” que le está dedicando Alexa no sean muy amigables.

Los maullidos de los gatos tienen un amplio rango de expresividad. Y es que, pese a que los maullidos en sí no tienen porqué tener un sentido estricto se pueden interpretar sus emociones y deseos a través de ellos. Los maullidos largos, intensos y graves indican un estado emocional intenso, denotan que lo que piden es “urgente” o que se encuentran en una situación desagradable, mientras que para situaciones agradables, como, por ejemplo, recibir comida, los maullidos son agudos y cortos. Un dato curioso es que los gatos suelen maullar para comunicarse con los humanos y no suelen hacerlo para comunicarse con otros gatos.

En cuanto al ronroneo, los humanos lo asociamos a la felicidad de los gatos ya que lo emiten en situaciones placenteras para ellos, pero lo cierto es que también lo emiten en momentos muy molestos como en los partos, cuando están enfermos, cuando tienen dolor o, incluso, en el momento de la muerte. Sabiendo estos datos, podremos entender mejor a nuestras mascotas, pero lo de comunicarnos con ellas mejor se lo dejamos a Alexa, que al parecer se le da bastante bien.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Publicidad