Flooxer Now » Animales

EL PERRO FUTBOLERO

Este perro se cuela en un campo de fútbol y marca un asombroso gol

Un perro hace su entrada triunfal en un partido de fútbol justo a tiempo de marcar un gol que despierta las risas de los espectadores.

Newsflare

Publicidad

En este mundo podemos encontrar todo tipo de prodigios, y no solo humanos. Los animales nos sorprenden más de una vez con la capacidad de compresión que tienen de las cosas típicas de los humanos. En este caso, este perro chileno llamado Tormenta es uno más dentro del equipo de fútbol San Miguel (rojo) cuando uno de los jugadores saca una falta y este mete gol de remate en un partido contra el Real Zaragoza (verde). Cuando el jugador se dispone a tirar, el perro avanza corriendo hacia la portería, pidiendo la pelota. Tormenta ‘peina’ el balón, el cual pilla desprevenido al sorprendido portero, que lo deja pasar por mucho que se tire al suelo para intentar evitar el gol.

Este curioso y divertido momento nos hace cuestionarnos hasta qué punto los perros entienden a los humanos. Lo más probable es que no comprenda las reglas del juego, pero sí se puede adiestrar a los perros para jugar a deportes como el fútbol. Esto en parte es gracias a que según el estudio Current Biology, publicado en 2014, los perros procesan algunas partes del habla humana de forma muy similar a como lo hacemos nosotros. Estas partes que comprenden pueden ser del lenguaje comprensible, como son las palabras y las frases, o del lenguaje gestual. Victoria Ratcliffe, coautora del estudio en la Universidad de Sussex, puntualiza en su estudio que son capaces de entender varios componentes de la conversación, como por ejemplo el “ven aquí”.

La entonación es quién juega aquí el papel fundamental, lo cual ya se conocía en la comunicación entre perros, pero se desconocía hasta este estudio en la comunicación entre humano y perro. Estas investigaciones sugieren que, al igual que los humanos, los perros también pueden separar palabras de entonación, formando juntas la totalidad del discurso.

Estas similitudes podrían deberse a una convergencia evolutiva que tuvo lugar cuando se produjo la domesticación de los perros ya que la capacidad de respuesta ante las órdenes humanas podría haber sido clave en su adaptación al medio, por lo que, al final, somos mucho más parecidos a ellos de lo que nos podríamos imaginar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Publicidad