Flooxer Now » Animales

MASCOTAS

Fue salvado por un chihuahua y ahora ha creado un santuario en el que vive con 100 perros rescatados

Bobby Humphreys, propietario de un santuario en Maryland, ha rescatado a casi 100 chihuahuas abandonados y les proporciona a todos un hogar.

Caters News

Publicidad

Bobby Humphreys, de 49 años, de Boonsboro (Maryland, EE.UU.), es el propietario del santuario "Big Guy, Little World" (Gran Hombre, Mundo pequeño), que rescata chihuahuas abandonados.

El santuario, alberga actualmente a 95 perros y, aunque se está acercando a su capacidad máxima, siempre agradecerán más perros que necesiten un hogar cariñoso.

Desde que abrió su santuario, Bobby ha renovado su casa para hacerla apta para los perros y los chihuahuas tienen el control de la casa, lo que significa que tienen todo el espacio que necesitan.

Un chihuahua le salvó la vida

Durante años, la raza preferida de Bobby fue Rottweilers. Perros hermosos, grandes y atléticos son más del tipo que alguien podría adivinar que un tipo grande y musculoso como Bobby amaría. Nunca pensó en las razas más pequeñas y, de hecho, molestaría a otros tipos que viera con cachorros de bolsillo.

"De hecho, me burlaba de cualquiera de mis amigos que saliera con alguien que tuviera un perro pequeño. Realmente nunca le había dado una oportunidad a uno", aseguró.

Todo cambió cuando después de 17 años, su matrimonio terminó abruptamente. Bobby no lo había visto venir, la angustia fue demasiado para soportar, y Bobby consideró terminar con su propia vida. Pero gracias a una amiga que estuvo apoyándole logró salir del hoyo y volver a encauzar su vida.

"Perdí la fe en la humanidad. Me debilité. Quería terminarlo. Una persona sobre todo, Connie, me mantuvo en este planeta. Un verdadero amigo que siempre estuvo ahí. De hecho, no me dejaba solo el tiempo suficiente para hacer lo que yo quería hacer. Literalmente, simplemente no se iría sin importar cuánto se lo dijera. Había perdido amigos por eso antes y no iba a perderme a mí", explica Bobby.

Un día, Connie le pidió un favor a Bobby. Se estaba mudando y no podría llevarse a su perra: una chihuahua llamada Lady que era conocida por ser hostil. Bobby ya había conocido a Lady y no era fan.

Debido a que Connie había sido una buena amiga, Bobby accedió a acoger a Lady. Supuso que él y su nuevo compañero de habitación harían todo lo posible por mantenerse alejados el uno del otro para que su nuevo arreglo funcionara. Connie dejó a Lady mientras Bobby estaba en el trabajo y, cuando llegó a casa, ella estaba sentada tranquilamente en su caseta debajo del televisor. Bobby decidió arriesgarse a que lo mordieran dejando salir a Lady, y cuando Connie llegó más tarde para ver cómo se llevaban, ¡Lady estaba en el regazo de Bobby, viendo la televisión como si fueran viejos amigos!

Bobby todavía estaba luchando con el dolor de su repentina separación, pero Lady ayudó a unir las piezas de su corazón roto. "Todavía estaba luchando para enfrentarme a todo. Había muchos días que ni siquiera podía levantarme e ir a trabajar. Las semanas se convirtieron en meses y lo único que me hacía feliz era pasar tiempo con Lady. No puedo creer cómo este pequeño y hermoso perro me robó el corazón".

Pero un día recordó que Lady no era en realidad su perro y que volvería a vivir con Connie y su hijo cuando llegara el momento. Fue en ese momento cuando decidió que quería rescatar a un chihuhua

Un santuario para chihuahuas

Su enorme casa de Maryland, Estados Unidos, renovada y apta para perros tiene un jardín de más de 1 hectárea para que jueguen, pero a menudo los encontrarás acurrucados juntos en el sofá.

Hablando sobre su santuario, Bobby dijo: "Tratamos específicamente con mezclas de Chihuahua. Sin embargo, aquí hay un par de razas al azar, y tenemos edades que van desde los cinco meses hasta los 18 años".

"Esto nunca fue algo que tenía la intención de hacer, simplemente se convirtió en eso. Hacemos todo lo posible para asegurarnos de que los que a nadie más le importan todavía tengan una vida plena".

VER MÁS: ¡Rescatado!

Desde que comenzó a compartir videos de su santuario en línea, Bobby ha acumulado más de 380 000 seguidores en Facebook, quienes aplauden su generoso trabajo.

Publicidad