ADORABLE

¿Harías yoga con perritos? Las clases de un estudio de yoga en Canadá que están arrasando

Los entusiastas del fitness están combinando su amor por los perros y el ejercicio, con estos adorables clases de yoga junto a cachorros. Las imágenes muestran a los perros descansando sobre la espalda y la cabeza de las personas mientras estiran sus extremidades en el estudio en Toronto, Canadá.

Publicidad

Muchas cosas son infinitamente mucho mejores si les añades adorables y preciosos cachorros pero no tenemos tan claro que el yoga pueda ser una de ellas y por eso queremos que veas este vídeo para que decidas por ti mismo.

Las imágenes muestran a los perros descansando sobre la espalda y la cabeza de las personas mientras estiran sus extremidades en el estudio en Toronto, Canadá. Sin embargo, mantener el equilibrio y la concentración puede resultar difícil con los perros lamiendo las caras y oliendo el cabello de los participantes de estas clases tan especiales.

El fundador Keith Mitchener dijo que tuvo la idea después de que despegara la locura del 'yoga de cabras', en el que las cabras se sueltan para interactuar con los yoguis mientras hacen ejercicio.

El yoga para cachorros funciona de la misma manera y tiene como objetivo combinar los efectos relajantes del yoga y la terapia con mascotas.

Los principiantes y los practicantes experimentados pueden participar en las clases de una hora, compuestas por 40 minutos de yoga y 20 minutos de juego con cachorros.

A los cachorros de menos de medio año se les permite retozar entre las colchonetas, abrazando a los clientes encantados mientras se retuercen en diferentes posiciones.

Los amantes de los perros disfrutan de una porción del cielo junto a los cachorros, ya que caninos de diferentes razas, desde labradores esponjosos hasta dálmatas y bulldogs franceses, pululan para mordisquearles el pelo o lamerles la cara.

En declaraciones a los medios locales, Keith dijo que su compañía The Hive organiza las sesiones en diferentes lugares del país, incluidos Ottawa y Montreal.

Agregó: "A todos les encanta y a los perros también les encanta porque es una gran socialización".

Me asocio con criadores y luego hago que expulsen a los cachorros. Por lo general, los cachorros tienen entre seis y ocho semanas. Simplemente vienen durante unas dos o tres semanas, socializan con la gente y luego se van a sus nuevos hogares.

Unas semanas después de las sesiones, los cachorros son enviados a sus hogares permanentes y son reemplazados por un nuevo lote.

Antena 3 » Animales

Publicidad