Flooxer Now » Animales

SIN MIEDO A NADA

La reacción de un tiburón cuando un buzo se atreve a acariciarlo en Hawái

¿Te atreverías a nadar entre tiburones y, aún mejor, podrías acariciarlos? Esto es lo que se atreve a hacer un buzo en aguas de Hawái.

Caters News

Publicidad

Para quienes estudian grandes depredadores como los tiburones, puede resultar peligroso acercarse a ellos en su hábitat natural, y más aún estando completamente rodeados. Por eso, muchos aplican una técnica llamada "inmovilidad tónica" para acercarse a ellos sin ser atacados. La inmovilidad tónica se considera una reacción evolutiva de adaptación ante el ataque de un depredador, cuando la resistencia no es posible y no hay otros recursos disponibles.

No obstante, no todos los tiburones responden del mismo modo a esta técnica. Los más fáciles de "hipnotizar" son los tiburones limón, de puntas negras, nodriza, azules y grises. En el caso de tiburón tigre, la inmovilidad tónica se logra al acariciar con ambas manos su hocico hasta la periferia de los ojos.

Una de las primeras personas en conseguir la técnica de inmovilidad tónica fue la conocida buceadora italiana Cristina Zenato. Con ella pudo persuadir a un tiburón para que abriese la boca y poder extraerle un anzuelo en aguas de Las Bahamas; aunque parece ser que el primero en descubrir este curioso fenómeno fue André Hartman, quien al sufrir el ataque de un tiburón se percató de que al tocarlo en una zona cercana a sus mandíbulas, éste quedaba inmóvil.

En este vídeo grabado en las aguas de Hawái, podemos ver como el buceador es capaz de estar minutos nadando y acariciando a unos de los animales más peligrosos del planeta. A pesar de la belleza de las imágenes, esta técnica debe ser realizada por especialista y buceadores profesionales. Y es que en el vídeo podemos ver a los tiburones absolutamente calmados, que incluso cierran los ojos cuando son acariciados.

Puede ser muy peligroso tocar a un tiburón, y más cuando hemos visto ataques estremecedores a buceadores. Por el momento, no se puede saber con exactitud a qué se debe esta inmovilidad, pero las imágenes son cuanto menos curiosas.

Seguro que te interesa: "La ilusión óptica de un tiburón devorando a un buceador"

Publicidad