ILEGAL

Rescatan a una cría de tigre blanco que iba a ser vendida ilegalmente en la República Checa

Una organización de bienestar animal ha revelado cómo lograron rescatar con éxito a este adorable cachorro de tigre blanco llamado Charlota de una operación de comercio ilegal en Europa.

Publicidad

Una organización de bienestar animal ha revelado cómo lograron rescatar con éxito a este adorable cachorro de tigre blanco de una operación de comercio ilegal.

Charlota, la afortunada joven tigresa, es una de los miles de grandes felinos que cada año son víctimas del comercio ilegal en Europa.

Fue confiscada después de que se publicara en las redes sociales un video sospechoso de un tigre blanco, y luego fue trasladada de la República Checa al Santuario de Animales Salvajes TIERART en Alemania.

El CEO de Four Paws, Josef Pfabigan, dijo: "Estamos encantados de que Charlota haya llegado sana y salva a su nuevo hogar en Alemania, donde ahora recibirá toda la atención que necesita y crecerá en un entorno que fomenta el comportamiento natural de los tigres".

"Agradecemos a las autoridades checas por sus rápidas acciones para rescatar a Charlota y apoyamos sus esfuerzos para proteger a los tigres", ha declarado.

"Ofreceremos nuestro apoyo continuo al Ministerio de Medio Ambiente para encontrar soluciones sostenibles a largo plazo para los tigres y otros grandes felinos que sufren un destino similar al de Charlota en la República Checa y en toda Europa", añade.

"Los animales salvajes no pertenecen a los patios traseros ni a las casas privadas. La cruel explotación de los grandes felinos finalmente debe terminar ahora", sentenció.

Desafortunadamente, los tigres blancos son un objetivo del comercio ilegal debido a lo raros que son, ya que su pelaje inusual es causado por una rara mutación recesiva, no por el albinismo.

Esto significa que rara vez se encuentran en la naturaleza, y en cautiverio, a menudo están sujetos a la endogamia para lograr la mutación que causa el pelaje blanco, ya que ambos padres deben portarlo.

Esta consanguinidad puede tener un efecto devastador en estos impresionantes animales, y muchos tigres nacidos en cautiverio sufren anomalías en el crecimiento, como es el caso de Charlota, que tiene los ojos cruzados.

Flooxer Now» Animales

Publicidad