Flooxer Now » Animales

MASCOTAS

Se vuelve viral un perro que solo come comida con parmesano por encima

Este divertido perro se acostumbró a comer su comida rociada generosamente con queso parmesano y ahora es se niega a comer pienso.

Caters News

Publicidad

Una buena dieta canina es, al igual que para nosotros, una dieta variada y equilibrada. La diferencia con los humanos va a radicar en que, aunque puedan comer casi lo mismo, lo necesitan en diferentes proporciones. También es importante resaltar que la alimentación de un perro no puede basarse en los sobrantes de comida de su familia humana. Es muy común darle a nuestras mascotas las sobras de un almuerzo o una cena, y hay que tener mucho cuidado con este tipo de prácticas.

La graduada de la escuela de medicina Paola Batarseh, de 25 años, de Nueva Jersey, EE. UU., adoptó a Vito, un perro de raza mixta pitbull y labrador, de un refugio de rescate en 2020. Cuando acogieron a Vito por primera vez, tenía muy poco apetito y no estaba interesado en ciertos alimentos que se pusieron delante de él. Sin embargo, cuando Paola se fue de vacaciones unos días, dejó a Vito con su madre. Vittoria descubrió que su madre estaba rociando la comida para perros de Vito con queso parmesano.

Después de esto, Vito se mostró reacio a comer algo que no tuviera una capa de queso parmesano. Paola dijo: "No podía dejar de reír cuando vi por primera vez a mi mamá rallando queso parmesano sobre su comida, de la misma forma que lo hace cuando sirve un plato de pasta. Eventualmente comerá su comida sin queso parmesano, pero si no está allí, por lo general te mirará y se quejará para hacerte saber que no está contento. Vito tuvo un caso grave de parvovirus y coccidios justo antes de que lo adoptáramos. Siempre ha sido quisquilloso con la comida y tiene poco apetito, por lo que estamos felices de haber encontrado una manera de alentarlo a comer su comida".

¿Puedes dar parmesano a tu mascota?

La mayoría de los perros son intolerantes a la lactosa hasta cierto punto. Los perros carecen de la enzima lactasa necesaria para descomponer el azúcar de la leche lactosa. Un perro sano puede tolerar hasta 2 g de lactosa por kg de peso corporal. El parmesano rallado puede contener entre un 2,9% y un 3,7% de lactosa. Dado que el parmesano es un queso duro con menos lactosa que otros quesos más blandos, puede ser más fácil de digerir para su cachorro.

Debido a su bajo nivel de lactosa, el parmesano puede ser más fácil para el sistema gastrointestinal de su perro que otros quesos. Sin embargo, en grandes cantidades, su perro aún puede experimentar molestias gastrointestinales como vómitos o diarreas, entre otras cosas.

VER MÁS: "El refugio de más de 100 perros viral en las redes"

Publicidad