Cuando nos hacemos un tatuaje, nos lo hacemos para toda la vida (o eso hemos oído). Sin embargo, con el tiempo pueden llegar los arrepentimientos, las rupturas y el pensamiento de por qué nos hicimos ese tatuaje. Ya no nos gusta y no lo queremos tener en el cuerpo pero ¿es posible borrarlo? ¿Es difícil? ¿Cómo es el proceso para hacerlo?

La respuesta a la primera pregunta puede que ya la sepas: ¡Sí! Todo tatuaje es susceptible de ser borrado aunque el proceso para hacerlo se pueda complicar un poco dependiendo de varios factores. Por ejemplo, el tamaño, la técnica utilizada, el tiempo que hace que llevas el tatuaje o si tiene color o no. En el caso de tenerlo y ser muy grande costará más eliminarlo.

El proceso para hacerlo es a través de un láser de luz pulsante. ¿Cómo funciona exactamente? El láser fragmenta la tinta del tatuaje en partículas más pequeñas y estas en otras más pequeñas hasta que se dispersan en la epidermis y finalmente son eliminadas a través del sistema linfático. Sin embargo, este proceso puede generar ciertas dudas, ¡vamos a resolvértelas todas!

¿El tatuaje se queda como quemadura?

Es posible que hayas oído que la eliminación del tatuaje produce una quemadura para siempre. Sin embargo, si el procedimiento es con este tipo de láser que solo se aplica durante un nanosegundo, no llega a producir quemaduras en la piel. Por lo que si estás pensando en borrarte un tatuaje es importante que elijas muy bien dónde hacerlo.

¿Puedo borrarme cualquier tatuaje igual?

Como te hemos contado unas líneas más arriba, existen ciertas condiciones que hacen que el tatuaje sea más difícil de borrar. Por ejemplo, dentro de un tatuaje de color, el amarillo, el verde o el rojo son muy difíciles. Además, si el tatuaje ocupa media espalda llevará mucho tiempo o si te lo acabas de hacer, también. Así que todo depende de las características del dibujo.

¿Se llega a borrar del todo?

De nuevo vuelve a suceder que depende de la técnica y de quién te la aplique. Sin embargo los resultados suelen ser muy buenos y los hemos podido ver hasta en diferentes famosos. Podrás apreciarlo desde el final de la sesión pero el resultado real lo verás un mes después, cuando se han eliminado todas las partículas.

Sí pueden ocurrir dos cosas. En primer lugar que la piel no cicatrice bien y nos quede alguna pequeña herida que haya que curar y, en segundo lugar, la piel se nos pueda quedar con una pigmentación algo diferente (quizás un poco más clara).

¿Cuánto tiempo me llevará?

De nuevo el número de sesiones que necesites dependerá de tu tatuaje y del sitio en el que te lo realices pero, para que te hagas una idea, si es pequeño quizás sea suficiente con 2 o 3 sesiones.

¿Duele?

Esto es como el que pregunta si duele hacerse un tatuaje. Depende mucho de la zona y del umbral de dolor de cada persona, pues no todos lo tenemos igual. Habrás oído a una persona que no le dolió absolutamente nada hacerse el tatu y a otra que lo pasó fatal. Depende de cómo aguantemos ese proceso y de la zona. Aunque, para que te hagas una idea, el láser es como el pinchazo de una aguja fina.