Te levantas de resaca después de una noche loca y… ¡Horror! Tienes un importante chupetón en el cuello. Vamos a ser sinceros, tienes motivos para preocuparte, un chupetón no es que de muy buena imagen.

Puedes utilizar una bufanda, pero amigo, estamos entrando en el verano. Otra opción es maquillártelo, aunque no te engañes, es peor el remedio que la enfermedad.

Si tienes una entrevista de trabajo, una comida familiar o no te apetece responder a preguntas incómodas, tienes un problema. O lo tenías, porque aquí te dejamos algunos trucos caseros con los que eliminar los chupetones.

El hielo nunca falla

El hielo tiene muchos usos, igual te enfría un ron cola, que te alivia el dolor de un golpe o, mira por donde, te borra un chupetón. Que cada cual lo use como mejor le venga.

Presta mucha atención al proceso: primero aplícate el hielo durante unos 10 segundos, luego masajea la zona alrededor de un minuto. Repite el proceso unas cuantas veces y, al instante, verás cómo ese granate intenso ha bajado, como mínimo, una tonalidad.

La cuchara y el congelador

Si gastaste todo el hielo la noche anterior no worries, esta alternativa es igual de efectiva. Pon una cuchara unos minutos en el congelador y, a continuación, masajea con ella el chupetón. Si ves que la cuchara se calienta muy rápido, vuélvela a meterla al congelador y repite el proceso. Recuerda que cuanto más tiempo masajes el peculiar hematoma más efectivo será el resultado, pero no hace falta que esté una hora, los milagros no existen.

El truco de la pasta de dientes

Que la pasta de dientes ayude a disimular los granos es una leyenda urbana, sin embargo para los chupetones, sorprendentemente, sí funciona.

Eso sí, tienes que seguir los pasos al pie de la letra. Aplica una capa generosa de pasta de dientes sobre el chupetón, no seas impaciente y espera al menos 3 minutos. Después, quítate el potingue con un paño caliente, espera una hora y repite el proceso.

Si tienes alguna duda sobre cómo poner en práctica estos trucos, en este vídeo tutorial te mostramos paso por paso cada proceso, no hay pérdida.

Puede que al momento no notes una diferencia abismal, no seas un ansias y espera: a las 24 tu chupetón habrá desaparecido caso por completo.