El verano está muy bien por eso de tener tiempo para hacer lo que queramos, salir más y estar lejos de la rutina. Pero también tiene su punto en contra: estarás más lejos de redes WiFi y tu consumo de datos puede dispararse. Hemos preparado una lista de consejos que te servirán en cualquier estación del año y que te asegurarán que no te pasas en el consumo ni te quedes incomunicado.

Streaming sólo con WiFi

Puede parecer evidente, pero tanto YouTube como Tik-Tok o cualquier plataforma de vídeos consume mucha más información que el resto. Si quieres oír música, ve a algo como Spotify o, mejor todavía, descárgala antes de depender exclusivamente de datos.

Desactiva la descarga automática

Muchas aplicaciones, como Gmail, Play Store o Whatsapp, se descargan cosas ellas solitas si no les decimos que no lo hagan. En los grupos de esta última no es raro que ‘nosequién’ envíe fotos y vídeos de lo genial que se lo está pasando en ‘nosedónde’. Desactívalo porque, en el fondo, quizá te mueras de envidia por su viaje.

Desinstala las apps que no vayas a usar

Te lo creas o no, hay aplicaciones que siguen conectándose a Internet para actualizarse. Es cierto que la cantidad no suele ser importante, pero si no las usas, ¿para qué las quieres ahí? Habrá algunas preinstaladas en el móvil y que no puedas quitar. En ese caso, simplemente deshabilítalas en el menú de aplicaciones.

Utiliza el ahorro de energía

Casi todos los móviles tienen una opción que te permite configurar y limitar el uso de datos. Si pones que las aplicaciones que no estés usando no puedan actualizarse en segundo plano, quizá no recibas ese mensaje que estabas esperando, pero tampoco estarás mirando el móvil cada dos por tres.

Activa el modo avión

Y tú dirás: ¿ha escrito este artículo el mismísimo Albert Einstein? Bueno, en caso de que tengas una emergencia y ningún punto de carga lo mejor es ahorrar como sea, ¿no? Además, tardarás menos en reiniciar el teléfono una vez vuelvas a tener datos que si lo apagas.