Flooxer Now » DIY

No es imposible

Cómo dejar un grupo de WhatsApp (y no morir en el intento)

Hay decisiones difíciles y luego está la de irse de un grupo de WhatsApp sin querer parecer borde. Aquí van unos trucos para conseguirlo con éxito.

Móvil

Getty Móvil

Publicidad

En la vida hay momentos que no podemos evitar que lleguen: la primera entrevista de trabajo, el primer día de cole, tu primer día de ir a hacer la compra sin compañía, tener que preguntar a un desconocido… Y luego está ¡tener que abandonar un grupo de WhatsApp!

Ya solo con decirlo suena incómodo. ¿Cómo voy a hacerlo? ¿Qué dirán de mí? La verdad es que hacerlo de una manera elegante es difícil pero hacerlo sin quedar como un borde, no lo es. Si echas un vistazo a estos consejos que te dejamos a continuación, ¡te parecerá pan comido!

- No salgas sin decir nada. El punto más importante en este tema es no hacer una bomba de humo. Es decir, que de repente los integrantes del grupo no se pregunten dónde estás y por qué has salido. No hace falta una gran explicación pero sí algo educado. Haciendo una comparación con la vida real es como si, de la nada, te levantaras de clase y te fueras sin decir ni mu. ¿Feo? Bastante… Vamos a buscar otras soluciones.

- Busca una explicación cortita. "Es que ya no trabajo en la empresa", "creo que este grupo ya no tiene mucho sentido", "hace mucho que no lo utilizamos", "se me va la batería". No hace falta que te extiendas mucho en la explicación porque cualquier excusa va a sonar poco creíble pero, si hay alguna argumentación, nadie te podrá decir nada.

WhatsApp | Agencias

- Vosotros no tenéis la culpa. Si todo este tipo de excusas te parecen un poco "bordes" siempre puedes alabar al resto de integrantes: "chicos, sois muy majos y me encantaría pero me es imposible gestionar tanta información". Echarte la culpa a ti y piropear al resto siempre funciona.

- Espera a que alguien se vaya. Si esperas a que alguien dé el paso de irse, no parecerás tú el soso que decide dar el primer paso (aunque sí el cobarde que aprovecha la ocasión). Pero ¡cuidado! Es posible que esperes, esperes ¡y nunca llegue ese momento!

- Pasa de las explicaciones y despídete. A veces no dar explicaciones es mejor, porque así no te pueden rebatir ni intentar convencer. Así que puedes optar directamente por enviar un "después de mucho pensarlo creo que ha llegado el momento de irme. Ha sido un placer, amigos. Cualquier cosa, nos llamados" y sin opción a reproches, te vas. Pero no parecerás borde porque has dejado abierta la opción de la llamada y la quedada…

Si es que, al final, todo depende de la forma en la que escribamos las cosas 😉

Publicidad