Hay momentos, frases o personas en la vida que hay que recordar para siempre. ¿Y qué mejor manera que dejárselas grabadas en la piel? Los tatuajes son una forma diferente de decorar nuestro cuerpo (eso sí, no son complementos que se puedan poner y quitar tan fácilmente). Sin embargo, llega un día en el que sabes que ha llegado tu momento: quieres hacerlo, lo tienes claro, sabes qué hacerte pero... ¿dónde? Al igual que el diseño que te vas a tatuar, elegir el sitio es muy importante también.

A continuación te vamos a dejar unas cuantas recomendaciones para tener en cuenta a la hora de elegir dónde tatuarte. De ti depende ordenarlas y darle la importancia que consideres a cada una ;-)

No elijas una zona que se vea mucho

No hablamos de que lo escondas, pero para un primer tatuaje es recomendable un tamaño pequeño o medio del dibujo y en una zona en la que no te lo veas a todas horas (para evitar cansarte). Por eso, la principal recomendación suele ser una zona que puedas taparte con la ropa o a la que debas mirar específicamente para verlo. Puede ser una buena opción elegir la zona superior al codo, el hombro, la zona externa del brazo o la de la muñeca.

¿Te da miedo que duela?

Otra cosa que se debe tener en cuenta cuando hablamos del primer tatuaje es el miedo al dolor que tengamos. De hecho, suele ser uno de los factores que manda a la hora de elegir el sitio para hacerlo: ¡que no me duela!

Si te da pánico que puedas sufrir mucho o tu rango de dolor suele ser bajo es mejor que nos informemos bien de las zonas más o menos sensibles de nuestro cuerpo. Aunque, insistimos, esto depende mucho de cada persona. Si nos guiamos por la tónica general deberás evitar los muslos, las caras internas del cuerpo y las zonas en las que la piel es más fina, está pegada al hueso o a las articulaciones (muñecas, costillas, tobillo...).

Piensa en tu futuro

Si bien es cierto que los tatuajes están cada vez más aceptados socialmente, existen ciertos trabajos en los que aún puede verse mal. Por eso, piensa bien si te da igual, si en un futuro te puede suponer un problema o si prefieres escoger una zona que puedas tapar fácilmente para no arriesgarte. Por ejemplo, la cadera

Ten en cuenta la estética

Los tatuajes no quedan igual en todas las partes del cuerpo. Es importante pensar dónde te lo vas a hacer dependiendo del tipo de tatuaje, dibujo o frase que hayas elegido. Existen varios cantantes que se han tatuado frases a lo largo de la cara interna del brazo para que, cuando extiendan el micro hacia el público, se les vea bien en las fotos. ¿Mola, verdad?

Hay sitios en nuestro cuerpo que parece que están hechos para tener ciertos tatuajes pero esto depende mucho de la persona. Por eso, nuestra recomendación es que, teniendo en cuenta los puntos anteriores (la importancia que le quieras dar a cada uno), consultes a tu tatuador en qué parte te pega más ponerte el tatuaje. Y con toda esa info (sus consejos, tu rango del dolor, que no te lo veas mucho y que quieras taparlo en algunas ocasiones o no) ¡solo te queda decidir!